10 cosas que puedes hacer tú mismo para mejorar tu situación económica

10 cosas que puedes hacer tú mismo para mejorar tu situación económica

 

Tu situación económica depende de muchas cosas que no están a tu alcance. Los ciudadanos de a pie no podemos controlarlas porque son mucho más grandes que nosotros. Pero lo que si puedes hacer son pequeños gestos que te ayuden a un nivel más doméstico. En este artículo, Microdinero te enseña 10 cosas que puedes hacer tú mismo para mejorar tu situación económica. 

 

 

 

Cambia de mentalidad 

 

Es posible que te hayas acostumbrado a tus circunstancias, aunque no sean las mejores. Tienes que comprender que todo el mundo se merece una vida mejor y puedes conseguirlo. Lo primero es hacer un cambio de mentalidad y no conformarse con lo que tienes.  

Imagina qué estilo de vida te gustaría tener. Pero se realista, que nadie se hace millonario de la noche a la mañana. Ten una imagen clara de cómo quieres vivir, que se convierta en tu meta, y no pares hasta conseguirlo. Sabemos que es complicado y todo suena muy bonito e inalcanzable. Pero créenos, todo cambio empieza por dentro, por tu manera de pensar. 

 

 

Aléjate de la cultura de consumo 

 

Aunque ya estemos insensibilizados, día a día nos bombardean con publicidad e incitaciones al consumo. Seguro que crees que piensas por voluntad propia, pero todas tus compras están condicionadas. No podemos huir de este tipo de publicidad, pero si puedes controlar tus impulsos. 

No te estamos diciendo que no vuelvas a comprar nada en toda tu vida, o que tires todas tus pertenencias. Simplemente compra con responsabilidad y sentido común. Si ya tienes una vajilla en buen estado, o varios pares de pantalones que te quedan bien ¿para qué comprar más? ¿Realmente necesitas renovar tu móvil todos los años? 

 

 

Aprende el valor del dinero 

 

Aprender el auténtico valor del dinero es algo que se debe impartir desde que somos pequeños. Pongamos un ejemplo: 10 euros monetariamente son 10 euros. ¿Pero qué puedes hacer con esos 10 euros? Puedes gastártelos en una sola cena fuera, o puedes hacer la compra de una semana utilizando cupones y ofertas. Para simplificarlo: no es la cantidad que tengas, si no lo que puedes hacer con ella.  

Como hemos comentado antes, vivimos en una sociedad de consumo donde todo se compra muy barato, se utiliza varias veces y se tira. Debes comprender que tu dinero vale mucho más que la cifra que tiene impresa porque has trabajado duro para conseguirlo, y hay que tener en cuenta el valor de las cosas que compramos. Una camiseta puede ser muy barata, pero solo la podrás utilizar durante unos meses hasta que se rompa. Antes de comprar, piensa si merece la pena, por muy barato que sea. 

 

 

Crea tu presupuesto mensual 

 

Lo que no se calcula, no se puede controlar. Si no sabes cuánto dinero entra en tu casa y en qué se va, no podrás mejorar tu economía. En Microdinero no nos cansaremos de decir que crear un presupuesto mensual es muy importante y todo el mundo debería hacerlo. 

Coge papel y boli, y reúne todos tus recibos del mes. En una columna apunta tus ingresos y en otra tus gastos. Ayuda mucho si también escribes la fuente o el motivo de cada movimiento. Una vez tengas toda la información delante de ti, y el total de ingresos que te quedan una vez restas tus gastos, puedes empezar a tomar decisiones. Te dejamos un artículo sobre trucos para que tu plan financiero funcione. 

 

 

Controla todos tus gastos 

 

¿Ya tienes tu presupuesto hecho? Perfecto. Te habrás dado cuenta que la lista de gastos es más larga que la de ingresos, así que vamos a mejorarlo. Los gastos se pueden dividir en tres: imprescindibles, superfluos y hormiga. 

Los gastos imprescindibles son las facturas, el alquiler y cualquier cosa de primera necesidad. Intenta reducirlos utilizando ofertas o cupones. Los gastos superfluos son, por ejemplo, el gimnasio o las plataformas de streaming. Elige dos y córtalos de raíz. Seguro que puedes hacer ejercicio en casa o la calle, que es gratis. Y no hace falta que comas fuera todos los días. Llévate comida de casa al trabajo. 

Los gastos hormiga son aquellos que realizamos todos los días y que no nos damos cuenta, pero a final de mes sí que se notan. Por ejemplo, ir a la compra y coger cosas que no estaban en la lista, pasar por delante de una tienda y comprar un capricho... Te dejamos nuestro artículo sobre ahorrar 3000€ controlando las compras compulsivas. 

 

 

Ahorra un 5% 

 

En las finanzas personales hay varias cifras mágicas: 25 y 5. Tus gastos no deben superar el 25% de tus ingresos, y debes ahorrar todos los meses un 5%. Esto te ayudará a tener un colchón financiero por si en algún momento tienes un imprevisto o tu situación económica empeora. 

Los expertos dicen que todo el mundo debería tener un colchón equivalente, al menos, a 6 meses de tus gastos. Si te quedas sin trabajo, tu sueldo se reduce, o tienes alguna complicación económica, podrás seguir adelante con lo ahorrado. Tu independencia económica mejorará y no tendrás que recurrir a la ayuda económica. Ahorrar un 5% te ayudará a empezar a construir ese colchón.

Para no caer en la tentación y gastar tus ahorros, ingrésalos en una cuenta bancaria distinta. Pero elige una que sea gratuita y sin comisiones, como esta de BBVA.

 

 

  • Sin comisiones
  • Transferencias gratis
  • Más de 6.000 cajeros con retiros gratuitos
  • Sin domiciliar tu cuenta
  • 0€ por tu tarjeta de débito, sin comisión de emisión, ni mantenimiento de la tarjet

 

 

Incrementa tus ingresos 

 

Intenta conseguir 50€ extra de ingresos. Puedes hacer cualquier cosa: vender artesanía, dar clases extraescolares, o incluso un pequeño servicio de catering. Ponemos el ejemplo de 50€ para que sea más accesible para todo el mundo, pero si puedes conseguir un segundo trabajo y tener un sueldo extra, sería mucho mejor. Una vez consigas ingresar 50€ extra, aumenta la cantidad a 75€. 

No acudas a los métodos para ganar dinero rápido, como apuestas deportivas o empeños. Esto debe ser una fuente de ingresos estable, por muy pequeña que sea. Tenemos una lista de trabajos que puedes realizar desde casa y compaginar con tu puesto actual. ¡Échale un vistazo! 

 

 

Paga poco a poco tus deudas 

 

En nuestro plan para salir de las deudas cuando no ves la salida ya hablamos sobre este método, y sigue siendo el más efectivo. 

Intentar pagar todas las deudas a la vez no sirve de nada. Solo conseguirás frustrarte al ver que estás invirtiendo mucho en ellas pero no desaparecen, o disminuyen lentamente.  

Lo que debes hacer es ordenarlas. Haz una tabla, y escribe tus deudas de menor a mayor importe. Lo primero que deberás hacer es atacar a la deuda más pequeña y quitártela lo antes posible. Cuando lo consigas, notarás un gran alivio al ver cómo desaparece, y tendrás más dinero a fin de mes para pagar el resto. Una vez hayas pagado al primera, haz lo mismo con la segunda y sigue así hasta que no quede ninguna. 

 

 

Ponte objetivos fáciles y claros 

 

Al igual que el pago de deudas, intentar abarcarlo todo solo lleva a la frustración y el fracaso. Está muy bien que sueñes con ser rico, pero si solo tienes ese objetivo tan grande y lejano, no lo conseguirás. 

Tienes que cambiar un poco tu estrategia. Ten una meta final, por ejemplo ser rico, y pequeños objetivos que te ayuden a conseguirlo. Deben ser fáciles de conseguir, para mantenerte motivado y querer seguir el camino. También tienes que definirlos con claridad, incluyendo fechas, cantidades y la forma en la que lo vas a conseguir. 

 

 

Piensa en el futuro 

 

Si eres joven todavía no habrás pensado en tu jubilación, suena demasiado lejano. Pero si ya llevas años trabajando, seguro que ya has empezado a imaginarte tu jubilación. Afortunadamente en España contamos con el sistema de pensiones, pero a veces no es suficiente. Si quieres un retiro tranquilo, lo mejor que puedes hacer es empezar a ahorrar para tu jubilación. 

Pero también debes pensar en un futuro no tan lejano. Por ejemplo, el momento en el que vayas a comprar tu propia casa. Para que te den la hipoteca, necesitas al menos ahorrar el 30% del valor de la vivienda. O si quieres tener hijos, tendrás que ahorrar para todos los gastos que conllevan. Otro caso, poniéndonos en lo peor, es si sufrimos otra crisis económica. ¿Estarías preparado para encajarla? Pues a qué esperas para prepararte. 

¿Necesitas ayuda económica? No te preocupes y pide un préstamo. Microdinero es un especialista y te trae la mejor oferta del mercado.

 

 

Estas son las 10 cosas que puedes hacer tú mismo para mejorar tu situación económica. Si no te quieres perder más contenido como este, suscríbete a nuestro boletín de noticias. 

 

crear presupuesto deudas reducir gastos ganar dinero ahorrar BBVA Ingresos e gastos plan financiero