5 alternativas rentables a los depósitos

5 alternativas rentables a los depósitos

 

Desde hace ya unos años, la rentabilidad de los depósitos a plazo fijo en España no para de bajar y parece que no van a remontar el vuelo hasta dentro de unos años. Actualmente es complicado encontrar depósitos a un año con unos intereses mayores a 0,05% según datos del Banco Central Europeo, aunque más allá de nuestras fronteras la situación es un poco más esperanzadora. Por esto y por la posibilidad de que los bancos empiecen a cobrar al pequeño ahorrador como tu y yo, os traemos una lista de 5 alternativas rentables a los depósitos, con opciones para los más conservadores y los que quieren arriesgarse un poco más.

 

 

Cuentas nómina

 

Si eres el tipo de ahorrador conservador que no quiere asumir ningún riesgo, las cuentas nómina son tu producto perfecto. Los bancos por tener tu dinero ahí quieto sin hacer nada no te van a dar intereses. En cambio, si domicilias tu nómina, puedes encontrarte algunas sorpresas, ya que las entidades bancarias se pelean por captar a clientes y fidelizarlos. Pueden ofrecerte mejor remuneración, regalos o devolución de recibos.

La Cuenta Nómina de Bankinter lidera este mercado, con una rentabilidad de hasta el 5% TAE durante el primer año y un 2% el segundo. Eso si, este producto no es para todo el mundo, ya que cada titular debe domiciliar una nómina no inferior a 1000€ netos mensuales, tres recibos, y mantener activa la tarjeta asociada.

Un producto que está más al alcance de todos es la Cuenta Inteligente de EVO. Se trata de un 2x1 conectados entre sí, ya que tienes una cuenta para los gastos del día a día y otra para ahorrar con unos intereses el 0,2% TAE. Deberás cumplir alguna de estas condiciones: domiciliar la nómina o realizar ingresos de al menos 600€ al mes, tener 1.000€ de saldo en la cuenta o contratar un préstamo con ellos. Lo mejor es que para las personas de entre 25 y 35 años, los ingresos mensuales domiciliados no son tan altos, 300€.

 

 

Mercado inmobiliario

 

Hay que tener cuidado en este tema, porque no queremos comprar una vivienda con una hipoteca que al final nos acabe endeudando a nosotros. Hay que tener muy presente el grado de endeudamiento que podemos soportar y la rentabilidad que nos va a dar el inmueble.

Ten en cuenta las zonas de la Costa del Sol, Canarias y Baleares, muy demandadas por los turistas para alquiler vacacional. O en las grandes ciudades donde hay universidades. Muchos estudiantes que vienen de fuera a estudiar estarán buscando un piso relativamente cerca del campus y que además les saldrá más barato que una residencia de estudiantes.

También resultará de gran importancia el coste de la reforma (si la necesita) y la conexión de la vivienda: líneas de metro, autobuses, trenes, colegios, hospitales, comercios... Aún con estos consejos, lo mejor es que contactes con un profesional del sector inmobiliario para no cometer errores de los que te puedes arrepentir toda la vida.

 

 

Crowdlending

 

Puede que para muchos sea un término nuevo, pero tiene mucho éxito en nuestro país. Crowndlending consiste en prestar dinero a empresas que necesitan financiación. A cambio, recibirás una rentabilidad del 2% + Euribor. Todo está supervisado por el Banco de España y por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

¿Todavía no te fías? Tranquilo, porque está garantizado por Sociedades de Garantía Recíproca. Estas sociedades estudian la operación. En el caso de que se apruebe, se concede el aval. Así, si una empresa recibe tu préstamo, pero incumple el pago de la rentabilidad tres meses seguidos, la SGR te devolverá todo el capital pendiente más los intereses.

¿Cómo consiguen ese porcentaje de intereses? Porque han eliminado la intermediación bancaria, pero sin renunciar a la seguridad y rentabilidad que ofrecían. No tendrás que esperar a disfrutar tus ganancias cuando finalice el plazo de la inversión, sino que las recibirás mensualmente.

 

 

Fondos de inversión

 

Este sin duda es un producto para más aventureros, pero adaptable a todos los públicos. Un fondo de inversión es un instrumento de ahorro donde un grupo de personas dan su dinero para que un equipo de profesionales lo invierta en distintos activos financieros para alcanzar rentabilidad. Lo bueno es que, aunque parezca más arriesgado, no lo es, ya que te pones en manos de gestores profesionales, por lo que puedes invertir tanto si eres un gran experto como si no tienes conocimientos sobre el tema.

Además, no importa si el dinero que aportas es una cantidad modesta, porque obtendrás rentabilidad. También se adapta a tus metas y necesidades. Puedes diferenciar entre la duración de la inversión, el riesgo que estás dispuesto a correr, los emisores, etcétera.

Por último, destacar que no tienen caducidad, por lo que no te tienes que plantear la inversión cada cierto tiempo, y las ventajas fiscales, ya que se encuentras exentos de tributación hasta que te los reembolsen. Una vez retires el dinero invertido es cuando tendrá que incluirse en el IRPF.

 

 

Depósitos combinados

 

Este producto une lo mejor de los depósitos comunes y los fondos de inversión. Consiste en destinar entre el 30% y 50% de tu capital a un fondo de inversiones, y el resto se conservará en un depósito a plazo fijo con ciertos intereses.

Pero ten cuidado, porque como ya hemos dicho, los fondos de inversión pueden ser muy seguros o muy arriesgados, depende de ti. Y esta parte del capital no está protegida por el Fondo de Garantía de Depósitos, solo lo está el depósito a plazo fijo. Además, al igual que en los depósitos tradicionales, si quieres retirar tu dinero antes del vencimiento del contrato, te cobrarán una penalización.

Un problema que presentan estos depósitos combinados es que el cliente no podrá elegir el fondo de inversión que desee. Será el banco quien le dará a elegir entre una lista cerrada de productos.

comisión baja depósitos EVO inversiones TIN y TAE depósito a plazo fijo