Acoso telefónico por deudas. ¿Qué hacer?

Acoso telefónico por deudas. ¿Qué hacer?

 

Desde los primeros años de la crisis se empezaron a popularizar los servicios de cobro de morosos o recobro. Muchas personas que habían pedido préstamos o hipotecas antes de que estallase la crisis, se vieron en paro o en una situación financiera en la que era imposible seguir con la devolución de la deuda. Hoy en día, sigue habiendo muchas personas que sufren este acoso telefónico y no saben como actuar, pero les está afectando gravemente. En este artículo te explicaremos cómo debes actuar si te ves en esta situación de acoso telefónico por deudas e impagos.

 

 

¿Cómo funcionan las empresas de recobro?

 

Las entidades crediticias no quieren llegar a los juzgados por casos de impagos. Cuando se acaba el plazo de devolución y no has pagado la deuda, harán todo lo posible para que lo hagas. Es en ese momento en el que las empresas de recobro entran en la acción. Son intermediarios entre las entidades y nosotros, los clientes, pero obviamente juegan en el equipo de los prestamistas. Las entidades crediticias confían en ellas para conseguir la devolución de la deuda, y a cambio les darán un porcentaje de lo recaudado.

Al igual que si un familiar o un amigo te presta algo para poder llegar a fin de mes, es normal que los bancos y las empresas de microcréditos y préstamos online quieran cobrar la deuda. Pero ellos no se conformarán con enviarte un WhatsApp o recordártelo de forma amistosa cuando os veáis. Las empresas de recobro utilizan métodos que llegan a ser abusivos, ilegales y muy dañinas para la imagen y la salud mental de las personas.

 

 

Los métodos que usan. El bullying de las finanzas.

 

 

Todas las empresas tienes sus propios métodos, pero en general se pueden resumir en estos:

 

  • Empezarán a llamarte muy de vez en cuando, en un horario normal, como simples recordatorios en tono amistoso de que tienes una deuda pendiente que debes devolver. Suelen ser informativos y cordiales, y puede durar unos días e incluso semanas.
  • Si las llamadas amistosas no han surgido efecto, el tono de la conversación se eleva, llegando a ser amenazantes. Pero esto no es lo peor, porque llamarán a horas indecentes, como a altas horas de la noche, mientras estás en el trabajo, fines de semanas o mientras estás con tu familia.
  • ¿Crees que no puede ir a peor? Pues ahora empieza el acoso a tus vecinos y familiares. Les contarán todo sobre tu situación económica y les intentarán convencer de que la paguen ellos. Si se niegan, pueden llegar a amenazarles con comenzar un proceso legal.
  • Por último, el caso más extremo es el acoso presencial. Es decir, que te persigan por la calle o se presenten en tu casa y puesto de trabajo para que se entere todo el mundo sobre tus deudas. Se han dado situaciones muy tensas que han llegado a peleas.

 

Estas son las frases más comunes que utilizarán para chantajearte. Pero no caigas en su trampa, porque muchas de ellas son mentira:

 

 

  • “Irás a la cárcel si no pagas”. Es mentira. En el derecho penal no existe prisión por deudas. La responsabilidad que asumes al devolver una deuda es únicamente con tu propio patrimonio, presente y futuro. Incluso si admites que no quieres hacerte cargo de tus deudas y quede por escrito en algún mensaje de WhatsApp u otra aplicación, no tendría transcendencia legal.

 

  • “No dejaremos de llamar hasta que pagues”. La única forma para reclamar una deuda es a través de una demanda civil. El acoso continuo, las amenazas y las coacciones pueden ser un delito. Graba las llamadas y denuncia.

 

  • “Si no pagas te aumentaremos los intereses”. Es cierto que todas las empresas tienen intereses de demora, que son mucho más elevados que los normales. Pero muchos productos tienen cláusulas abusivas. Seguramente lo que tengas que devolver sea mucho menos de lo que te piden.

 

  • “Les diremos a todos que eres un moroso”. Esto es un delito que atenta contra los derechos de la dignidad y el honor. Además, según la Ley de Protección de Datos, es ilegal que terceros revelen tu información privada. No dudes en denunciar.

 

  • “Te quitaremos todo tu sueldo”. Mentira. Las entidades crediticias no tienen el poder de embargar tu sueldo. Para que se inicie el proceso de embargo, ya sea de tu sueldo o de tus bienes, es necesario que lo indique un juez en una sentencia judicial. Aún así, es ilegal que te embarguen los primeros 900€ de tu sueldo. Y de los 900€ siguientes, solo podrán embargar el 30%.

 

  • “Vendrá la policía a por ti”. Como hemos dicho antes, las deudas son un tema civil, no existe nada en el derecho penal sobre ir a prisión por deudas. Por lo que la policía no irá a tu casa.

 

El problema que sufrimos en España es que existe un vacío legal sobre las empresas de recobro. Por lo que muchos de sus métodos, aunque parezcan que actúan al margen de la ley, no lo están haciendo, porque directamente no existe esa ley. Pero como dice el refrán: hecha la ley, hecha la trampa. O en este caso, no hecha la ley, hecha la trampa. Nos referimos a que, si te están acosando con decenas de llamadas a la semana, puede llegar a ser legal. Pero si en esas llamadas te están amenazando, ahí ya se está hablando de un delito.

 

 

¿Qué puedes hacer si te están acosando?

 

Como hemos visto, en nuestro país existe ese vacío legal del que se aprovechas las empresas de recobro. Pero en sus prácticas poco lícitas -aunque legales- suelen utilizar las amenazas, coacción e incluso pueden cometer delitos que atentan contra los derechos de la dignidad y el honor y la Ley de Protección de Datos.

Si crees que con estos métodos se han pasado de la raya y tu dignidad ha sido dañada, no dudes en denunciar en la Oficina del Consumidor más cercana o en FACUA. En el caso de que te difundan información privada, deberás dirigirte a la Agencia Española de Protección de Datos.

Si estás siendo amenazado y acosado por empresas de recobro, y no sabes cómo actuar, no dudes en contactar con nosotros por correo electrónico info@microdinero.es. Al igual que nos preocupamos por tu salud financiera, también te ayudaremos con estos casos tan graves de acoso telefónico por deudas.

 


 

préstamo personal credito rapido creditos online deudas estafa