¿Buscas ayuda a domicilio?

¿Buscas ayuda a domicilio?

 

¿Eres una persona mayor y algunas tareas domésticas se te resisten? ¿Tienes algún tipo de enfermedad que no te permite cocinar o dormir por la noche ¿Necesitas que alguien te ayude para tomarte la medicación? No te preocupes. A partir de cierta edad, o grado de dependencia, totalmente normal. Lo que necesitas es buscar ayuda a domicilio. En el artículo de hoy te explicamos todo lo que necesitas saber. 

 

 

 

 

 

¿Qué tipos de ayudas existen? 

 

Dentro de la Ley de Dependencia, existen distintos tipos de ayudas según la Comunidad Autónoma en la que vivas. Aunque puedas solicitar varias, algunas no son compatibles, por lo que tendrás que elegir cuál es la que se adapta mejor a tus necesidades. Algunas de estas ayudas también las puedes solicitar a través de empresas privadas, como veremos más adelante. 

 

  • Prestaciones económicas: se tratan de ayudas económicas asociadas al cuidado en el entorno familiar (cuando el cuidador es un familiar y no un profesional), prestación vinculada al servicio (apoyo económico para los gastos que supone un profesional) y asistente personal (se trata de un profesional que durante unas horas ayuda a la independencia y autonomía del solicitante). 
  • Teleasistencia: se trata de un servicio que atiende de forma inmediata al solicitante a través de sistemas de comunicación y GPS. En muchos casos se la reconoce como “la medalla” que llevan las personas mayores. En momentos de emergencia, soledad o inseguridad, la persona puede pulsarla. Si está en su domicilio, el servicio de teleasistencia llamará por teléfono. Si le localizan fuera, mandarán un equipo al lugar donde se encuentre. 
  • Ayuda a domicilio: seguramente se trate de la ayuda más conocida. Un profesional acude al domicilio durante unas horas, y puede ayudar a actividades de la vida diaria o a las necesidades domésticas y del hogar (limpieza, cocina, etcétera). A parte de solo estar durante unas horas, también existe la posibilidad de jornada parcial, jornada nocturna y jornada completa. 
  • Servicios de Centros de Día y Noche: se trata de una atención integral, llevada a cabo por un equipo de cuidadores, que cubre las necesidades de asesoramiento, prevención, rehabilitación, promover la autonomía o atención asistencial y personal. Existen varios tipos de centros. Pueden ser diurnos o nocturnos, para menores de 65 años y de atención especializada. 
  • Residencias: atención integral y continuada en centros residenciales. Se tendrá en cuenta la naturaleza de la dependencia, su grado y la intensidad de los cuidados necesarios. 

 Banner 728x90

 

¿Dónde puedo pedir ayuda? 

 

Como hemos comentado antes, estos tipos de ayuda se pueden solicitar a través de la Comunidad Autónoma o por empresas privadas. 

 

Ayuda estatal 

La ayuda estatal consta de la Ley de Dependencia. Aunque su competencia sea del Gobierno, debes acudir al órgano gestor de tu Comunidad Autónoma. Para poder beneficiarte debes tener nacionalidad española o residir en territorio español durante 5 años. Además, el equipo de evaluación te tiene que declarar como dependiente. 

Esta valoración se realiza en el domicilio del solicitante. Se analizan informes de salud, las ayudas técnicas que necesita, el entorno donde vive y las condiciones del solicitante. Una vez este examen se ha realizado y el equipo determina el grado de dependencia y se elabora un Plan Individual de Atención. Es decir, se determinan las intervenciones más adecuadas para el solicitante, todo personalizado. El solicitante puede elegir qué tipo de ayuda, de las mencionadas antes, es más adecuada. 

 

Empresas privadas 

Existen muchas empresas privadas que se dedican exclusivamente a la asistencia de personas mayores y personas dependientes. En internet se pueden encontrar muchas, como Wayalia o AiUDO. La gran ventaja es que solicitarla es mucho más fácil y rápido que la ayuda pública.  

Estas empresas estarán en contacto con el centro médico. Y no solo cuentan con cuidadores, también hay auxiliares de enfermería, enfermeros y fisioterapeutas. Hay que tener en cuenta que, a través de una empresa privada, la ayuda que puedes solicitar es de cuidadores por horas, cuidadores jornada completa y enfermería a domicilio. Las residencias privadas tendrás que busarlas por tu cuenta y comparar precios.

Debes saber que, fuera de las empresas privadas, también hay auxiliares de ayuda a domicilio por cuenta autónoma. Eso sí, se debe tener cuidado. Las empresas tienen un proceso de selección muy estricto para sus auxiliares. Si prefieres contratar a una persona por tu cuenta, asegúrate de que sea de confianza, tenga los estudios necesarios y la capacidad para realizar todas las actividades. 

Desde Microdinero esperamos que este artículo te haya ayudado en la búsqueda de ayuda a domicilio. Si eres jubilado o pensionista y necesitas ayuda financiera, entra en nuestro artículo “Préstamos para jubilados y pensionistas”.  

ayudas