¿Cómo ahorrar en tu factura de luz y gas?

¿Cómo ahorrar en tu factura de luz y gas?

 

El principal gasto de electricidad o gas en una vivienda se derivan del uso de la calefacción en invierno y del aire acondicionado en verano, siendo los elementos de mayor consumo energético, y fuente de más de un susto cuando nos llegan las facturas de gas o electricidad.

 

Otros elementos que aumentan  el coste de nuestras facturas energéticas son, por orden de importancia, el agua caliente, el uso de la cocina, el conjunto de electrodomésticos que usamos o tenemos conectados y  por último la iluminación.

 

¡Objetivo!

 

Con el objetivo de ahorrar dinero en las facturas tanto de electricidad o de gas, podemos comparar las diferentes ofertas disponibles de cada suministrador, y en función de nuestros horarios de consumo tomar aquella que más se adecuen a nuestras necesidades.

Otra posibilidad que puede suponer al año, un ahorro de de unos 1.000€ es tomar algunas de las siguientes medidas:

 

1. ¡Evitar las perdidas energéticas!

 

Una de la principales razones por las que pagamos un sobre coste en nuestras facturas de energía, son las pérdidas de calor que se producen en invierno o de frío en verano por un mal aislamiento de la vivienda.

Casi un 40% del ahorro energético que se puede conseguir proviene de esta partida. Se recomienda instalar burletes y dobles ventanas que nos permitirán mantener reducir el derroche de energía.

 

2. ¡Los burletes!

 

Para los que no sabéis lo que son, se trata de elementos que se colocan en las holguras de puertas y ventanas para evitar las filtraciones de aire (tanto la entrada de aire del exterior como la pérdida del calor generado por estufas, radiadores…) Son una solución económica, sencilla y rápida de instalar que proporciona un ahorro energético de hasta un 30%



3. Mantener la temperatura estable

 

Debemos configurar el uso del sistema de refrigeración o de calefacción con el objetivo de mantener una temperatura estable, adecuando su uso a las horas en que la vivienda esté ocupada, apagando los sistemas por la noche, ya que la reducción de calefacción y aire acondicionado durante la noche pueden suponer un ahorro en nuestra factura de hasta un 10%.

Para controlar la temperatura y mantener estable nuestra vivienda podemos instalar un termostato.

 

4. ¡Implementar medidas caseras sencillas!

 

  • Cerrar las persianas por la noche nos permite aislarnos mejor de la temperatura exterior, aunque tengamos ventanas dobles.

 

  • Usar de forma eficiente los electrodomésticos nos permite gastar menos, por ejemplo no laves la ropa a 60º si puedes lavarla a 40º, gastarás menos energía y tu ropa durará más. Además, solo pon lavadoras cuando estén llenas.

 

  • Utilizar en la cocina recipientes adaptados al tamaño de cada fogón para no desperdiciar el calor, y apagar el fuego cinco minutos antes terminando la cocción con el calor residual. Esto permiten aprovechar mejor la energía.

 

  • Mantener las bombillas y lámparas limpias puede suponer un ahorro del 20% en el consumo, y sustituir las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo o por lámparas LED te pueden dar un ahorro energético de hasta 150 euros al año.

 

  • Evita dejar los electrodomésticos que no uses con el piloto encendido, ya que suponen un gasto energético de más del 2% del gasto total de una casa.

 

Si sigues estas medidas, junto con la revisión de ofertas de los diferentes proveedores de energía, podrás ahorrar más de 1.000€ al año, teniendo un colchón para otras cosas.

 


 

préstamo personal reducir gastos crear presupuesto