¿Cómo conseguir la dación en pago?

¿Cómo conseguir la dación en pago?

 

¿Tienes problemas para hacer frente a tu hipoteca? ¿Temes que en algún momento te puedan quitar la casa? No te preocupes, existe otra forma de devolver tu préstamo hipotecario. En el artículo de hoy, Microdinero te explicará cómo conseguir la dación en pago. ¡Sigue leyendo! 

 

 

 

¿Qué es la dación en pago? 

 

Básicamente, la dación en pago consiste en entregar un bien para saldar una deuda. Es decir, en vez de pagar la deuda con dinero, se entra el bien como pago. En el caso de las hipotecas, según la Ley Hipotecaria, el banco vende el inmueble mediante subasta pública al mejor postor para cobrarse la deuda y darla por devuelta o cancelada. 

La mayoría de veces se habla de dación de pago en relación con las hipotecas, pero también se puede hacer con otro tipo de deudas, como préstamos. Se podría comparar con un aval. A la hora de pedir un préstamo más grande, las entidades te piden un aval como garantía de pago. Si no devuelves la deuda, se quedarán con tu aval para extinguirla. 

También es importante aclarar que, cuando el banco acceda a una dación, tú ya no tendrás ninguna deuda con ellos, pero también te quedarás sin casa. Resulta una buena forma de desendeudarte, pero si tienes problemas para pagar tu hipoteca, considéralo muy bien, porque te quedarás sin inmueble. 

 

 

¿Quién puede conseguirla? 

 

La realidad es que no todo el mundo puede solicitar la dación en pago. Esta práctica no es una obligación legal en España, por lo que las entidades bancarias no tienen ningún compromiso de aceptarla cuando el cliente la solicite, y muy pocos bancos la ofrecen en sus contratos. 

La buena noticia es que la mayoría de los bancos que operan en España se encuentran acogidos al Código de Buenas Prácticas, donde se establece que el banco tiene la obligación de aceptar la dación el pago si el deudor cumple con los requisitos establecidos. Estos requisitos son: 

  • Los ingresos conjuntos de los miembros de la unidad familiar no pueden superar por tres veces el IPREM. 
  • La unidad familiar debe haber sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas en los últimos cuatro años. Para saber a qué se refieren por alteración significativa, te recomendamos que leas el Código detenidamente. 
  • La cuota de la hipoteca tiene que superar el 50% de los ingresos netos del conjunto de los miembros de la unidad familiar. 

Además, en 2013 se creó la conocida Ley de segunda oportunidad, donde se modificaron las condiciones de la dación en pago para las hipotecas. Existe la posibilidad de solicitar la permanencia en la vivienda en régimen de alquiler durante 2 años, pagando una renta anual correspondiente al 3% del importe de la deuda. 

 

 

¿Cómo conseguirla? 

 

A parte de cumplir con los requisitos anteriores, hay otra serie de condiciones. 

En primer lugar, que la hipoteca recaiga sobre un inmueble cuyo precio de compra-venta no exceda determinados valores en función de la población de los municipios: 

  • Municipios con más de un millón de habitantes: 200 mil euros 
  • Entre 500 mil y un millón de habitantes: 180 mil euros 
  • Entre 100 mil y 500 mil habitantes: 150 mil euros 
  • Hasta 100 mil habitantes 120 mil euros 

En segundo lugar, hay que cumplir los criterios por los que se considera a una persona dentro del umbral de exclusión.

Existen muchas otras condiciones. Como hemos dicho en el punto anterior, lo mejor es que acudas a la Ley Hipotecaria y el Código de Buenas Prácticas para encontrar toda la información. 

 

 

¿Qué hago para solicitarla? 

 

Antes de acudir a esta opción, lo que debes hacer es hablar con tu banco. Cuéntales cuál es tu situación actual, tus problemas económicos y las dificultades que tienes para pagar la hipoteca. La entidad buscará una solución que os agrade a las dos partes para que pueda seguir pagando y no pierdas tu casa. Esta reestructuración consistiría en: 

  • Carencia de capital durante 4 años. 
  • Ampliar el plazo de la hipoteca 
  • Reducción del tipo de interés 

Si aun así no hay forma de que puedas pagar las mensualidades, puedes solicitar al banco una quita, es decir, la reducción del montante de tu deuda. Tendrás tres opciones: 

  • Una reducción del 25% del montante. 
  • Una reducción para aquellas personas que hayan pagado de manera continuada durante mucho tiempo. 
  • Una reducción para aquellas personas que dieran una entrada importante al comprar la vivienda. 

Una vez el banco te proponga las tres soluciones, evalúa si puedes seguir pagando la hipoteca. Si no puedes, solicita la dación en pago. La entidad financiera puede tardar entre 3 y 6 meses en concederte o denegarte la dación en pago. No es un proceso rápido, ya que tienes que pasar por los pasos previos que te hemos explicado. 

Esta es toda la información que necesitas sobre cómo conseguir la dación en pago. ¿Necesitas una nueva cuenta corriente? Aquí te dejamos las ofertas más interesantes, gratis y sin comisiones. 

 

  • Cuenta sin comisiones
  • Devolución del 3 % en gasolineras
  • Transferencias gratis
  • No tiene permanencia

 

  • Sin comisiones cuenta corriente hasta 3.000€
  • TAE 0,20% 
  • 2 Tarjetas inteligentes GRATIS
  • Sin comisiones
deudas hipoteca desempleo