Cómo detectar el fraude al comprar un apartamento

Cómo detectar el fraude al comprar un apartamento

 

Comprar una casa no es nada fácil. Tienes que estar ahorrando durante mucho tiempo y el banco te debe aceptar una hipoteca con la que estarás atado prácticamente toda tu vida. Habrás buscado durante mucho tiempo tu casa ideal, que no esté muy lejos del trabajo, pero tampoco tan cerca de las grandes ciudades como para que el precio se dispare. Es mucho trabajo y tiempo invertido, y no querrás que nadie te lo arruine.

Durante este periodo de búsqueda, deberás tener mucho cuidado de no caer en fraudes. Por eso, en este artículo te enseñamos las trampas de las que debes estar alerta a la hora de adquirir tu vivienda.

 

 

Los falsos propietarios

 

Suele ocurrir con viviendas que llevan mucho tiempo vacías. Este “propietario” te ofrecerá una operación rápida y con un precio mucho menor al del mercado, para que pienses que es una gran oferta que no puedes dejar pasar. Esta práctica está penada con cuatro años de cárcel. Para evitar este fraude, acude al Registro de la Propiedad, donde te darán toda la información sobre la vivienda, y comprueba que el nombre del vendedor y el titular coincidan.

 

 

Ocultación de gravámenes

 

Pueden ir desde derramas de la comunidad, la hipoteca o incluso embargos. Todos estos gastos los debe asumir el vendedor, pero los estafadores no informan de estas cargas para que las asumas tu. Pregunta al presidente de la comunidad y los vecinos si hay derramas o deudas comunitarias, y consulta el Registro de la Propiedad para saber si la casa tiene algún gravamen que te han ocultado.

 

 

Contrato de arras

 

Con la reactivación del mercado inmobiliario es normal que, a la hora de adquirir una vivienda, tengas que firmar un acuerdo de venta y des una señal. Pero en los casos de fraude, este documento es falso sin ninguna validez, y una vez hayas dado el dinero al supuesto propietario, desaparecerá. Para evitar esto, acude al Registro de la Propiedad antes de firmar ningún documento, y en el momento de formalizar el contrato, hazlo con una agencia inmobiliaria o abogado como intermediarios.

 

 

Pagos en negro

 

Los pagos en negro es algo habitual en nuestro país. El vendedor te pedirá que realices el pago en metálico fuera del control tributario a cambio de rebajarte el precio. Así, el vendedor reduce la cuantía del impuesto por la plusvalía, y tú, comprador, pagarás menos por el IVA o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Esta estafa puede acarrear multas y a ti te puede afectar a la hora de vender el inmueble, ya que en la escritura figurará un valor de adquisición menor en las escrituras, y te enfrentarás a una plusvalía más alta.

 

 

Comprar sobre plano

 

Ves un anuncio en tu ciudad de una nueva urbanización preciosa que van a construir, y no está nada mal de precio. Vas a ver a la promotora y te enseñan los planos de los futuros pisos. Piensas que es un piso estupendo por eses precio y decides dar la señal de uno. Pero pasa el tiempo y en el solar no se construye nada. Esa es la pesadilla que muchas personas aún siguen viviendo.

Puede que desde el principio fuese una estafa o que los promotores han hecho una mala gestión de los fondos adelantados de los futuros propietarios de esos pisos. Infórmate de la solvencia de la empresa promotora en el Registro Mercantil. Asegúrate de que tienen licencia de obra y que no hay ningún aviso de embargo o procedimientos concursales.

 

Si quieres a dar el gran paso de comprar una vivienda, utiliza el comparador de Microdinero para encontrar la mejor hipoteca que se adapte a tí y a tu nuevo hogar.

comprar/vender vivienda hipoteca estafa