¿Cómo establecer un depósito desde cero?

¿Cómo establecer un depósito desde cero?

Guardar tus ahorros en una caja fuerte o debajo del colchón es una buena idea, pero de esta forma no obtendrás rentabilidad de tu capital. Existen opciones que te permiten ganar beneficios extra de tu dinero sin la necesidad de correr riesgos. Se trata de los depósitos bancarios, y en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber antes de contratar el tuyo.

 

¿Qué es un depósito bancario?

Se trata de un producto de ahorro en los que entregas una cantidad de dinero a una entidad bancaria durante un periodo determinado de tiempo. Transcurrido el plazo, la entidad te devolverá el dinero que depositaste más la remuneración que pactasteis, los intereses.

 

¡Ojo!

Siempre asegúrate de que está garantizado por el Fondo de Garantía de Depósito.

 

Los intereses más comunes son fijos, y si contratas un depósito con un plazo más alto, estos intereses serán mayores. Hay que fijarse muy bien en el TIN y la TAE que cada banco te ofrece para poder comparar la rentabilidad que obtendrás. En este artículo te enseñamos todo sobre el Tipo de Interés nominal y la Tasa Anual Equivalente.

 

¿Qué tipo de depósitos existen?

Aunque existen más complejos, como a interés variable, hoy nos vamos a fijar en los tradicionales, ya que son los más habituales y los mejores si se trata de tu primer depósito.

 

  • Depósitos bancarios a vista

 

También son llamados cuentas remuneradas y son los depósitos más líquidos que existen. ¿Qué significa esto? Que tu capital estará disponible en cualquier momento para poder retirar parcialmente o en su totalidad sin ningún tipo de penalización. La línea que diferencia a éstos de las cuentas de ahorro es cada vez más fina. Por eso, te sugerimos la Cuenta de Ahorro Bienvenida de Openbank, donde conseguirás un 1,50% TIN anual los tres primeros meses, y tu dinero siempre estará disponible.

 

  • Depósitos a plazo fijo

 

Se trata de los más típicos. Consisten en el depósito de un capital determinado en una entidad financiera durante un plazo concreto. Durante este tiempo, el dinero no se podrá tocar salvo si pagas una penalización. Los plazos pueden ser de un par de meses o varios años, y los intereses los puedes liquidar al vencimiento del contrato o periódicamente (mensual, bimensual o trimestral). La Cuenta online BBVA te ofrece 0€ en comisiones y no es necesario llevar tu nómina o domiciliar tus recibos.

 

  • Depósito con regalo o con remuneración en especie

De los tres, este es el más escaso del mercado. La entidad ofrece un artículo o servicio en vez de dinero a cambio de tu depósito. Este “regalo” que dan tributa en el IRPF igual que lo hacen los intereses en dinero. Que el robot de cocina o la televisión no te cieguen. Antes de contratarlo, busca el valor real del artículo que te ofrecen, y compáralo con el beneficio que obtendrías en otro tipo de depósitos gracias a la TAE. Dependiendo de la inversión mínima, Bankia propone depósitos con regalos como sandwicheras o robots de cocina y un 0,65% TAE.

 

¿Contrato mi depósito en España o en el extranjero?

 

Ambas opciones son buenas, pero en los últimos meses los bancos extranjeros ofrecen mayor rentabilidad. Que no te asuste la posibilidad de crear un depósito en otra ciudad europea.

 

Todos los bancos están respaldados por el Fondo de Garantía de Depósito de su país. Esta entidad se encarga de proteger a los clientes de las entidades financiera. En caso de que un banco se declare insolvente, el FGD garantiza los ahorros depositados a plazo fijo hasta un máximo de 100.000 euros por persona. En el caso de que hayas depositado más de esa cantidad, no se harían cargo de la diferencia, por eso te aconsejamos crear dos cuentas para repartir el dinero.

 

Por lo tanto, si un banco te ofrece una rentabilidad que ningún banco local puede igualar, no tengas miedo a probarlo. Infórmate bien de todas sus condiciones y del cambio de divisa si es necesario.

abrir cuenta crear presupuesto BBVA depósitos TIN y TAE