¿Cómo proteger tu tarjeta de crédito online?

¿Cómo proteger tu tarjeta de crédito online?

 

Hoy en día, y sobre todo durante estos meses, las compras online se han disparado. Cada vez son más personas las que se unen a la comodidad de hacer sus compras a través de internet en vez de desplazarse hasta la tienda física. Aunque se haya hecho tan popular, todavía hay riesgo de que te roben los datos de tu tarjeta mientras compras online. En este artículo, Microdinero te contará cómo proteger tu tarjeta de crédito online. 

 

 

 

Lo más importante antes de pagar por internet 

 

  • Asegúrate de que la dirección de la tienda online empiece por https y el símbolo de un candado. 
  • No compartas tus datos por email, teléfono o chats. 
  • Evita las ofertas sospechosas que te llegan por correo electrónico, podría tratarse de un caso de phising o estafa. 
  •  Usa una tarjeta de crédito. Son más seguras que las de débito. 

 

 

Consigue una tarjeta de crédito separada para tus compras online 

 

Las tarjetas están conectadas a nuestros datos bancarios y nuestros ahorros. Utilizar una tarjeta de crédito totalmente separada y ajena a nuestro dinero es una gran opción.  

Se trata de una tarjeta de crédito de prepago, donde introduces dinero antes de realizar una transacción, y solo puedes gastar lo que has introducido. Cuando lo gastes y quieras seguir comprando, tendrás que recargar más dinero. 

También te puedes abrir una cuenta gratuita y sin comisiones en un banco online que ofrezca tarjetas gratuitas. Se tarda muy poco en crearla, y para poder usarla, solo tendrás que tener fondos suficientes en la cuenta para poder pagar con la tarjeta. 

 

 

 

 

Pagar a través de PayPal 

 

Te habrán dicho muchas veces que pagar por PayPal es más seguro, muy cómodo, e incluso que es el único método de pago. Todo esto es cierto. PayPay es un intermediario entre el cliente y el vendedor.  

PayPal cuenta con la Protección del comprador. Es decir, si hay algún problema con tu compra, podrás abrir una disputa. Se abrirá un plazo de 20 días para que el vendedor y tu lleguéis a un acuerdo. Si el vendedor no responde, la disputa cambiará a reclamación, y el propio PayPay decidirá si devolverte el importe íntegro. 

 

 

Desactiva tu tarjeta 

 

Es posible que no lo sepas, pero tu tarjeta se puede activar y desactivar cuando quieras. En la aplicación de tu banco, busca tu tarjeta de crédito. Te aparecerá la opción de desactivarla. Esto no significa que la hayas renunciado, si no que la has "desenchufado" hasta el momento en el que la necesites. Mientas está desactivada, no se podrán realizar cargos con ella. 

Otra función que puedes activar desde la aplicación de tu banco es poner una contraseña. Cuando hagas una compra online, te llegará un SMS a tu móvil con un código único para aceptar el pago. En cada compra el código será diferente. 

 

 

Desactiva el autorrelleno de tu navegador 

 

Para hacer tu navegación más rápida y sencilla, Google, Firefox o Safari guarda los datos personales que introduzcas en campos para rellenar. Por ejemplo, cuando te metes a mirar tu email y tu dirección de correo ya está en el campo. O cuando pagas online, el navegador ya sabe cuál es la dirección de envío. 

Normalmente, el navegador te pregunta si quieres guardar esos datos en el sistema. Si guardas los de tu tarjeta, puedes correr peligro. En el caso de que un hacker sea capaz de meterse en tu ordenador, solo le bastará con un clic para tener los datos de tu tarjeta. 

En el navegador que más uses, busca el aparatado “Preferencias” y elige “Privacidad y seguridad” o “Contraseñas y formularios”. Desactiva la opción de autocompletar o recordar tus formularios. 

 

 

¿Cómo es más seguro pagar por internet? 

 

Los métodos más seguros para pagar por internet son PayPal, las tarjetas bancarias y tarjetas recargables. 

PayPal, además de servir como intermediario cuando utilizas tu tarjeta, también funciona como monedero. Es decir, cargas cierta cantidad de dinero y puedes pagar tus compras con ese saldo. Así no tendrás que vincular tu cuenta bancaria. 

Las tarjetas de crédito son el método más sencillo para pagar. Si sigues los consejos que te hemos contado hoy, no tendrás ningún problema. 

Las tarjetas de prepago unen lo mejor de las tarjetas y de PayPal. Funcionan como un monedero, por lo que no tendrás tus datos bancarios relacionados. Y son tan cómodas como las tarjetas de crédito, no necesitas ningún intermediario. 

 

 

¿Qué hacer si te estafan por internet? 

 

En caso de que alguien consiga robarte los datos o incluso la tarjeta física, no te preocupes, porque estás asegurado. Las tarjetas de crédito incluyen seguros de robo o extravío y fraude. Cubrirá todas las compras y cargos realizados durante las 72 horas anteriores a la notificación del banco del extravío o robo. 

Lo primero que debes hacer es, una vez te des cuenta de que te falta la tarjeta, bloquéala desde a aplicación móvil o la página web de tu banco. A continuación, llama a tu entidad para notificar el robo. Así podrán cancelarla y crearte una nueva. Por último, denúncialo ante las autoridades. 

¿Necesitas dinero extra? PodemosPrestar te ofrece soluciones a corto plazo hasta 6 meses para cualquier objetivo.

 

tarjetas de crédito compras estafa