Cómo ser rico sin ser un traficante

Cómo ser rico sin ser un traficante

 

El título de este artículo es chocante, ¿verdad? Resulta que en Microdinero nos hemos dado cuenta de que las personas necesitamos algo que nos impacte, que nos despierte de repente y nos dé el coraje para cambiar las cosas. Podemos decir que este artículo es ese punto de inflexión. Te vamos a explicar cómo ser rico, pero sin trucos milagrosos, un método realista. No dejes pasar este tren. 

 

 

 

Ahorrar no te va a hacer rico 

 

Siempre estamos hablando de que para ahorrar necesitas tener todos tus gastos controlados, disminuirlos al máximo, buscar siempre la oferta, etcétera. Y este método está bien si estás en un mal momento económico y necesitas apretarte el cinturón. Pero si lo que quieres es ser rico, no te servirá. 

Piénsalo así. No vas nunca a cenar fuera, no te permites una compra esporádica, vives a base de buscar el producto en el que vengan 200 gramos más gratis, reduces los vatios de tu casa y cambias de telefonía cada dos por tres por las ofertas. Y todo esto... ¿para qué? Si antes conseguías ahorrar 300€ al mes, ahora ahorrarás 350€ o 400€.  

¿Te das cuenta de que el beneficio es demasiado pequeño para el esfuerzo que estás haciendo? No te estamos diciendo que descuides tus finanzas personales y desperdicies tu dinero. Pero estás haciendo muchos sacrificios, que están disminuyendo tu calidad de vida, para ahorrar muy poco. 

Otro aviso muy importante: tampoco te estamos incitando a que dejes de controlar tus gastos. Tener un plan financiero es algo que debería hacer hasta el dueño de Amazon. Además, hay gastos que nos parecen imprescindibles, pero en realidad son un derroche, como la cuota del gimnasio o demasiados servicios de streaming. Y los gastos hormiga se pueden convertir en un problema si te dejas llevar por la impulsividad. 

El truco para conseguir mucho dinero no es ahorrando como un loco, sino ganando más. Resulta tan obvio que parece broma, pero es la realidad. Es más lógico conseguir otro trabajo, aunque sea a media jornada, que te proporcione un sueldo más cada mes, que reducir tu nivel de vida al extremo –hasta el punto que es enfermizo- para ahorrar 50€. 

Aquí te va otra forma de verlo: quieres comprar una casa y tienes dos opciones para pagarla: esperar durante 60 años para pagar con lo ahorrado, o pedir una hipoteca a 40 años y vivir en tu casa desde el primer día. ¿Qué opción es la más sensata?

 

 

Crisis laboral = oportunidad  

 

Suena un poco contradictorio. Si hay una crisis económica y laboral en el país, ¿cómo voy a conseguir otro trabajo? Y es verdad, es complicado encontrar trabajo en momentos de vacas flacas. Pero no eres el único que está en esta situación. Hay muchas personas en paro que tienen familia y otras que tienen que ir a bancos de alimentos. 

Lo que queremos decir es que tu caso no es único, no es especial ni más complicado que el resto. No tienes excusas, debes salir a la calle y buscar trabajo hasta debajo de las piedras. O meterte en internet, registrarte en todos los portales de empleo que existan y aceptar trabajo de lo que sea. 

Ahora mismo, son ciertos puestos de trabajo los deseados. Pero durante y después de una crisis, serán otros los mejor valorados. Por ejemplo, durante la crisis del Coronavirus, empleados de limpieza, reponedores y cajeros fueron muy importante -además de los sanitarios-. Pero hace unos meses, eran empleos de muy bajo nivel para la población.  

Si ahora estás trabajando en un sector, pero más adelante ves que otros pueden ser más beneficiosos, no dudes en buscar empleo allí. En el ámbito global, la gestión, la consultoría y la tecnología son los sectores más deseados. 

 

Persigue tus sueños  

 

Una crisis revela nuevas necesidades, y ahí es donde debes entrar tú. Si tienes un trabajo a jornada completa, lo mejor es que crees tu propio negocio. De esta forma, podrás compaginar ambos y serás tu propio jefe. 

Debes estudiar a la población y encontrar qué es aquello que necesitan. Una vez hayas encontrado esa grieta por la que colarte, debes aprovecharla. Esta parte es más complicada, porque debes identificar muy bien a la población a la que quieres dirigirte: edad, sexo, nivel socio-económico... Cada sector de la población tiene sus carencias. 

Pero tampoco te dejes llevar solo por la necesidad de la gente. También tienes que pensar en ti mismo. Si vas a abrir tu propio negocio, debería ser algo que te guste y que tenga demanda. Nadie quiere trabajar en algo que le aborrece, porque a la larga puede causar estragos. Debes encontrar un punto medio donde converjan tus intereses y lo que demanda la población. 

Te dejamos aquí el préstamo de United Credit para que puedas empezar tu empresa. Microdinero te recomienda que lo contrates cuando tengas una buena idea, el análisis de mercado y estés decidido a hacerlo. Pedir préstamos a lo loco solo te servirá para contraer deudas malas.  

 

 

Si os ha gustado nuestro artículo y ya sabéis cómo ser rico sin ser traficante, os animamos a que os suscribáis a nuestro boletín de noticias. Así no te perderás más contenido como este. 

 

crear presupuesto ganar dinero ingresos extra Empleo ahorrar