Cómo superar el estrés financiero y mejorar mis finanzas

Cómo superar el estrés financiero y mejorar mis finanzas

¿Sabes qué es el estrés financiero?

 

Para muchas personas, los problemas económicos desencadenan preocupaciones. El endeudamiento tiene un gran impacto psicológico, que puede llevar a síntomas graves de depresión, ansiedad, y otras complicaciones como trastornos del sueño, úlceras o migrañas.

 

Esta angustia hace que seamos menos productivos en nuestro trabajo e incluso en casa, y empezamos a crear un ambiente de malestar allá por donde vamos. Alcanzamos a un estado de saturación mental donde pensamos continuamente en cómo ganar más dinero para llegar a fin de mes y pagar las deudas.

 

Al igual que para tener una buena salud física y mental debemos seguir los consejos de los médicos y profesionales, para mantener tus finanzas sanas y prevenir el estrés, tendremos que seguir una serie de ejercicios.

 

¿Cómo puedo mejorar mis finanzas?

 

⊛ Identifica la fuente de tu estrés

 

Un préstamo que no puedes pagar, tarjetas de crédito, los ahorros… Es importante que determines las causas de tu estrés, y las apuntes en una lista para saber a qué te estás enfrentando. Haz la lista corta para no agobiarte con demasiados frente abiertos.

 

Cambia el chip

 

A veces es difícil ver la luz al final del túnel, sobre todo si la situación en la que ten encuentras es complicada. Pero una actitud positiva te ayudará a estar motivado. Evita los pensamientos negativos como “nunca saldaré las deudas”, pero si no eres capaz de hacerlo solo, puedes recurrir a profesionales.

 

⊛ Crea tu presupuesto y se realista

 

Ver que a penas puedes llegar a fin de mes te satura y hace pensar que no tienes dinero suficiente para lograr tus metas. Debes controlar al milímetro tus ingresos y gastos (enlace cómo crear un presupuesto). Enfócate en aprovechar tu dinero al máximo gastando de forma inteligente y ahorrando en todo lo posible. Existen aplicaciones gratuitas como Fintonic que te ayudarán a ver de forma dinámica todos tus ingresos y gastos, y podrás crear un presupuesto de forma mucho más sencilla. También puedes buscar otras fuentes de dinero extra.

 

Además, fíjate metas razonables, que sepas que puedes cumplir mes a mes. Por ejemplo, ahorrar en la factura de luz y gas, y destinar 100€ todos los meses a tus deudas. No determines objetivos demasiado ambiciosos imposibles de alcanzar porque lo único que conseguirás es desmotivarte y abandonar.

 

Pide ayuda

 

El respaldo de tus familiares y amigos será un gran apoyo para mantenerte centrado. Toda la familia puede colaborar para que las tareas difíciles parezcan más sencillas. Celebra con ellos los pequeños triunfos que consigas.

 

Por otro lado, comunica a la entidad bancaria tu situación y los problemas que estás teniendo para solventar las deudas. No pagarlas puede acarrearte problemas aún más grandes, por lo que es mejor acudir y que te ofrezcan una solución.

 

Reducir el estrés financiero no es una tarea fácil. No podrás eliminar todas tus deudas y solucionar tus problemas de un día para otro. No desviarse de tus objetivos es difícil, pero lo importante es dar pequeños pasos y no tirar la toalla.

préstamo personal crear presupuesto deuda de la tarjeta deudas depósitos fintonic