Crisis y cuando un préstamo puede ser la solución

Crisis y cuando un préstamo puede ser la solución

 

 

Es normal que, durante épocas de crisis, cuando estamos pasando por momentos económicos duros, lo primero que pensemos es en pedir un préstamo. Creemos que, consiguiendo dinero rápido de esta forma, podremos salir adelante durante un mes más. En algunos casos esto es cierto, pero en muchos otros lo único que conseguiremos es complicar aún más la situación. En el artículo de hoy os explicaremos cuándo un préstamo es la solución en épocas de crisis. 

 

 

Tipos de préstamos 

 

En nuestro artículo ¿Qué tipo de préstamo tengo que elegir?”, tenemos una explicación mucho más extensa que te ayudará a contratar el préstamo correcto según tus necesidades. Pero las situaciones en las que más préstamos se piden son dos: 

  • Imprevistos: una factura médica, un electrodoméstico estropeado, el coche... Son cosas que se escapan de nuestro control y surgen de repente. En muchas ocasiones, al ser imprevistos, no tenemos suficiente ahorrado ese mes para hacerlos frente. En este caso, el producto que necesitas es un microcrédito. La mejor oferta del mercado ahora mismo es la de Nexu. 

 

  • Demasiadas deudas: se te han acumulado las deudas de la tarjeta de crédito, de varios minipréstamos  y la hipoteca. Es mucho dinero el que debes, y los intereses de cada uno son elevados. Lo que necesitas es reunificar tus deudas en una sola, con un solo interés, para poder pagarlo de forma cómoda, y deshacerte de ellos más rápido y de golpe. Suitaprest te ayudará a reunificar cualquier tipo de deuda pendiente. 

 

Eso sí, tu situación económica personal también influye a la hora de contratar un préstamo. No es lo mismo ser funcionario que tener un contrato temporal y con poca antigüedad en la empresa. O, por ejemplo, tener aval o no y además estar en ASNEF. Cada empresa tiene sus criterios para dar dinero rápido. 

Si es tu primera vez (en general o con una empresa concreta) conseguirás créditos rápidos gratis, es decir, sin intereses. Si quieres reunificar deudas sin aval con ASNEF, existen empresas que te lo concederá, pero deberás incluir a tu pareja o algún familiar como apoyo. En nuestra página web tenemos muchos artículos sobre préstamos, no dudes en entrar. 

 

 

Cuando deberías y no deberás pedir un préstamo más 

 

Tenemos que recalcar que, aunque exista un préstamo para distintos tipos de problemas, no todas las personas deberían pedir un préstamo. Y nos referimos a las finanzas personales. 

Por ejemplo, si tienes una deuda de 10.000€ de tarjetas y préstamos online acumulados, y piensas en pedir otro préstamo para pagarlo, no vas a solucionar nada. Tu deuda aumentará y tendrás unos intereses nuevos que pagar. En este caso, podrías plantearte reunificar, pero nunca pedir más minipréstamos. 

Por otro lado, si necesitas dinero rápido por un imprevisto, aunque tengas deudas, tendrás que pedir un crédito online nuevo. Como hemos dicho, los imprevistos nos descuadran el presupuesto del mes, pero es necesario pagarlos. Por ejemplo, si deja de funcionar la nevera, es inevitable que compres una nueva, porque la comida se estropea. Por eso, aunque ya estés endeudado, tendrás que pedirlo. 

Si de verdad estás en un apuro y precisas de ayuda financiera, Microdinero tiene una gran selección de préstamos. Entra en nuestro comparador y descubre cuál es el que mejor se adapte a tus necesidades y situación actual. Haz click en el botón de abajo. 

 

préstamo personal refinanciar préstamo deudas