¿Estás preparado para encajar otra crisis en España?

¿Estás preparado para encajar otra crisis en España?

La crisis pasada afectó a gran parte de la población que se encontraba en una situación económica no muy favorable. Muchas personas vieron cómo iban recortando su salario e incluso perdieron su trabajo mientras el precio de todo seguía aumentando. Otras muchas vieron imposible pagar sus deudas.

Salir de esta situación no es fácil ni inmediato, se trata de una carrera de fondo. Desde Microdinero, os ofrecemos unas ideas para que la economía familiar no se vea afectada por una futura crisis.

 

1º Incrementa tu independencia

 

Si las deudas superan el 30% de tus ingresos mensuales, debes tener cuidado. Deshacerte de ellas se debe convertir en una prioridad cuando se avecina una situación económica dificultosa.

Si se trata de varios préstamos pequeños a devolver en pocos plazos, agrúpalos en uno más grande y a mayor plazo, con cuotas que se acomoden mejor a tu situación actual.

Si son préstamos más grandes como la hipoteca o el coche, reestructúralo. Pese a que ampliar los plazos suene intimidante, no pagar una cuota tan alta te dará un respiro a final de mes hasta que la situación mejore.

 

2º Prepara un presupuesto

 

Debes tener claro cuáles son tus gastos mensuales fijos e intentar disminuirlos en lo posible. Identifica cuáles son esos gastos que no tienes en cuenta pero que al final tiene un impacto en tus ingresos, como los imprevistos, e inclúyelos también en tu presupuesto.

Aplica la regla del 70-30, donde el 70% de tus ingresos van destinados al pago de gastos de la vivienda, educación, sanidad y transporte, y el 30% restante a liquidar tus deudas y el ahorro por partes iguales. Una vez las deudas desaparezcan, puedes emplearlo todo al ahorro.

 

3º Crea un fondo de emergencia

 

En tiempos de vacas flacas una fuente de ingresos estable puede cambiar. Por eso, una gran recomendación es tener un colchón que permita pagar los gastos indispensables de 6 meses. Así tendrás unas reservas a las que acudir en caso de quedarte sin empleo.

Ahorra en tu banco de confianza y no contrates productos que no comprendes, así te evitarás problemas innecesarios.

 

4º Cuida tu empleo

 

Es bastante común que, en momentos vulnerables, las empresas prescindan de parte de su plantilla. Un consejo para conservar tu puesto es que sigas formándote. Así demostrarás que puedes seguir aportando valor a tu empleo. Tener iniciativa y trabajar en equipo son cualidades que son muy bien valorados.

Aun así, prepara tu currículum vitae actualizándolo con habilidades útiles. Hoy en día los trabajos relacionados con el mundo digital están muy solicitados. Puedes aprender de forma autodidacta o inscribirte a cursos donde te enseñarán sobre informática.

Si con tu sueldo actual te resultaría complicado llegar a fin de mes, contempla la opción de buscar un segundo trabajo, aunque sea complicado. Estos ingresos adicionales te ayudarán a ahorrar un poco cada mes. En el caso de que seas despedido, el dinero extra te ayudará durante un tiempo hasta que encuentres algo mejor remunerado.

 

Vivir momentos de escasez económica dentro de la familia es complicado. Lo más importante es que todos los integrantes participen y ayuden en todo lo que puedan, y mantenerse unidos.

crear presupuesto reducir gastos depósitos ganar dinero