La deuda zombi o el fantasma que vuelve

La deuda zombi o el fantasma que vuelve

 

Hay deudas que por mucho que nuestro acreedor haya dejado de perseguirlas, no desaparecen, sino que simplemente han entrado en una etapa de somnolencia, hasta que la empresa financiera que la ostenta decide reclamarla de nuevo directamente o a través de agencias de recobro a la que las venden por un precio muy inferior a la cuantía debida.

Estas empresas de recobro dan una nueva vida a las viejas deudas, iniciando de nuevo expedientes de reclamación y un proceso con el objetivo de recuperar la deuda debida.

 

 

Para un deudor es como si un zombi apareciera.

 

Algo que dábamos por muerto vuelve a la carga. Esta nueva compañía ahora posee tu deuda. El dinero que debes, olvidado hace mucho tiempo, ya que pensabas que se habían olvidado de ti vuelve como una carga que afrontar.

 

 

¡No te asustes!

 

Ya que lo primero que tienes que hacer es entender como funciona todo esto en el caso de que tu deuda la ostente una empresa de recobro.

 

Estas compañías de recobro de deudas antiguas, compran tu deuda por un precio muy bajo, por ejemplo una deuda de 1.000 € la recompran por 50€, su objetivo es molestarte y perseguirte para conseguir recobrar cualquier importe que supere los 50 €, ya que para ellos cualquier cantidad que los supere es ganancia.

 

¡Tenlo presente! Cuando te llamas y te ofrecen descuentos importantes.

 

 

¡Asegúrate!

 

Que la empresa de recobro que te reclama tiene el derecho para ello. Solicita que te manden una prueba documental que tienen legitimidad para gestionar ese recobro.

 

¡Ya que no siempre estas empresas tiene derecho a hacerlo!

 

 

¿Deberías pagarlo?

 

Lo primero que debes analizar es si la deuda ha prescrito o sigue vigente. Dependiendo el tipo de deuda tratada, el código civil en España fija un plazo no mayor a 5 años para la extinción de la misma.

¡Siempre! y cuando el acreedor no la haya reclamado de forma fehaciente. No obstante las deudas hipotecarias no prescriben hasta los 20 años.

 

Ahora bien si la deuda no ha prescrito sigues siendo responsable de la misma.

 

 

¿Y ahora qué?

 

Pues depende de si la deuda ha prescrito o no, Si realmente es una deuda prescrita, esta deuda zombi no es exigible, en este caso no hagas nada. En caso contrario intenta llegar a un acuerdo.

 

 

¡Lo importante! 

 

Con este tipo de deudas es tener claro su situación antes de actuar.

deuda de la tarjeta deudas refinanciar préstamo