La manera inteligente de solicitar préstamos

La manera inteligente de solicitar préstamos

 

¿Cada vez que vas a pedir un préstamo los intereses son muy altos? ¿Muchas entidades te rechazan? ¿No puedes solicitar todo el dinero que quieres? Si has respondido si, significa que tu historial crediticio no es muy bueno. Has intentado solicitar préstamos a lo loco y ahora no recibes las mejores ofertas. En el artículo de hoy, Microdinero te enseñará la manera inteligente de solicitar préstamos. ¡Sigue leyendo! 

 

 

 

No pedir dos préstamos a la vez 

 

Todos los expertos financieros, incluidos nosotros, recomiendan que las deudas no alcancen el 25% de tus ingresos. Si sobre pasan el 30%, se considera sobreendeudamiento y estarías en un problema grave. 

Si puedes pedir dos préstamos a la vez, y te los pueden aceptar, pero dependerá del dinero que estés solicitando y de si tu situación económica puede hacerlos frente. Esto es, que los dos préstamos no lleguen al 25% de tus ingresos y que tengas un sueldo estable para poder hacerlos frente. 

Nosotros no te recomendamos que pidas los dos préstamos, porque es como hacer malabares con demasiadas pelotas. Microdinero te recomienda que los pidas de uno en uno, para que no se te juntes demasiadas cuotas e intereses, y puedas devolverlo de forma cómoda. 

 

 

Leer muy bien la letra pequeña 

 

En los artículos siempre los decimos: leer muy bien la letra pequeña de cualquier contrato, no solo el de los préstamos. Y si no te sientes capacitado para entender lo que pone, acude a un experto financiero que te lo explique y ayude. En estas letras minúsculas se pueden esconder intereses extra, condiciones que no te han contado o incluso cláusulas abusivas.  

Muchas empresas dicen que son muy honestas y transparentes, pero luego ocultan cosas en sus letras pequeñas. Ten mucho cuidado, porque se trata de un contrato que no se acabará hasta que termines de pagarlo. Puede durar muchos años, y no querrás estar atado a un contrato abusivo que te puede dejar en una situación económica muy delicada. 

 

 

Pedir solo el dinero necesario 

 

Este punto es muy importante, porque antes de la crisis económica se pecaba de pedir dinero de más. Sobre todo en las hipotecas, que los bancos estaban dispuestos a dar el 100% de tasación y un poco más para reformas. Pero es un gran error, porque aunque no uses ese dinero extra, lo vas a tener que devolver con intereses.  

Las entidades financieras y bancos tienen beneficios gracias a los intereses que pagas. Si pides un préstamo de 3.000€, aunque solo necesites 2.000€, los mil euros extra no te los van a regalar. Los tienes que devolver con intereses. Por lo tanto, te va a salir más caro el préstamo de 3.000€ que si te hubieses limitado a pedir solo los 2.000€ que necesitabas. Estás pagando por dinero no usado. 

 

 

No solicites préstamos en varios sitios a la vez 

 

Puede que no lo sepas, pero todos tenemos un historial crediticio, donde está reflejado si pagamos nuestras facturas a tiempo, si devolvemos las deudas dentro de los plazos, si hemos estado alguna vez en números rojos, y el número de veces que hemos intentado solicitar un préstamo. 

Así es, si has rellenado solicitudes a diestro y siniestro en un corto periodo de tiempo para conseguir ayuda financiera, aparecerá en tu historial. Las entidades financieras miran ese historial para aceptar o denegar a un cliente, y para ellas ver muchas solicitudes de préstamo es una mala señal.  

Los bancos o las entidades pueden relacionar esto con problemas como el robo de identidad, una situación poco solvente o que puedes caer en el sobreendeudamiento. Este puede ser uno de los motivos por lo que no te conceden créditos. 

 

 

Controla lo que gastas 

 

Este punto está muy relacionado con el de no pedir dos préstamos a la vez. Antes si quiera de pensar en solicitar uno, debes tener todas tus finanzas muy bien estudiadas. Es la única forma de saber si te puedes permitir devolver una deuda o no. 

Lo primero que debes vigilar son tus ingresos y tus gastos. Saber qué porcentaje de tu dinero se va en hipoteca o alquiler, facturas, comida, etcétera. No deberán superar el 30% o 35% de lo que ingresas. Para tenerlo todo bajo control, te recomendamos la aplicación de Fintonic, que recoge todos tus movimientos bancarios y los organiza, para que los tengas todos en un simple vistazo. 

 

 

 

 

Elije la mejor oferta  

 

Estamos empeñados con que, si necesitamos ayuda financiera para comprar algo, hay que acudir a un préstamo, y no siempre es así. Si se te ha averiado algo, y lo puedes comprar en una tienda, pregunta siempre por la financiación y págalo con tarjeta de crédito. 

Son más fáciles de conseguir, sus intereses son mejores para ciertas ocasiones, incluyen seguros, puedes fraccionar la compra, etcétera. Esta de EVO tiene todas estas ventajas y muchas más. 

 

 

Es cierto que para muchas cosas es inevitable pedir un préstamo, como para hacer reformas, comprar un coche, reunificar otras deudas... Aun así, también tienes que comparar y elegir entre las mejores ofertas. A lo mejor no te hace falta un préstamo muy grande, y te sirve un minipréstamo gratis. O unas entidades tienen mejores intereses que otras.  

Esta es la manera inteligente de solicitar préstamos. Siguiendo estos consejos, conseguirás las mejores condiciones y todas las entidades aceptarán tu solicitud. ¿Estás interesado en pedir un préstamo? Te dejamos la mejor oferta del mercado. 

 

 

¡Puedes seguirnos en nuestras redes sociales para saber más! 

 

   

préstamo personal tarjetas de crédito credito sin interes fintonic EVO