Las empresas de préstamos por internet falsas

Las empresas de préstamos por internet falsas

 

Los créditos rápidos son una forma segura, efectiva y cómoda de conseguir algo de dinero cuando nos falta liquidez. De hecho, mucha gente en los últimos años ha hecho uso de ellos. Pero existen empresas online fraudulentas que se aprovechan de la necesidad de los demás para estafarles.

No sólo ha ocurrido aquí en España. También en muchos países de América del Sur. Estas entidades fraudulentas se han estado publicitando por redes sociales como Facebook, WhatsApp, Milanuncios y blogs, ofreciendo créditos con intereses muy bajos y apenas sin condiciones.

Si estás buscando un crédito, o sabes de alguien que lo esté haciendo, y tienes miedo a ser estafado, en este artículo te enseñamos las claves para identificar estas entidades fraudulentas.

 

 

La publicidad

 

Como hemos señalado, estos estafadores se promocionan por redes sociales. Aunque es común que la gente escriba de forma más informal e incluso con abreviaturas o faltas de ortografía, la publicidad de estas entidades está muy mal redactada. Suelen ser mensajes en idiomas extranjeros que han traducido con herramientas automáticas como Google Traductor, por lo que la gramática suena rara o no concuerda en absoluto.

Las empresas fiables se gastan mucho dinero en publicidad muy bien cuidada, y suelen tener equipos de trabajadores que manejan nuestro idioma. Además, pedir un préstamo es algo muy serio, por lo que no querrás fiarte de empresas que no parecen legítimas por la forma en la que se comunican.

 

 

Las condiciones

 

Nadie presta dinero a cambio de nada. Existen entidades que tienen mayores o menores intereses, pero nunca encontrarás a una empresa fiable con intereses más bajos de lo normal. También suelen pedir bastantes condiciones, para asegurarse de que sus clientes pueden permitirse devolver el dinero. En el caso de las entidades falsas esto no ocurre.

Estos estafadores se suelen aprovechar de personas que están en ficheros de morosos que no consiguen financiación en otras empresas. Aunque existen entidades que sí aceptan créditos a personas que están en ASNEF -como MyKredit, Crezu o Monedo Now- , los estafadores abusan de ellos y de su necesidad.

Otra señal de alerta muy importante es que te pedirán adelantar dinero para pagar gastos de tramitación, tasas de impuestos de su país de origen, gastos para certificar supuestos certificados, pagar la primera cuota para que ellos verifiquen tu cuenta bancaria, y muchas más excusas falsas. En ningún caso, ninguna entidad te pedirá que abones dinero antes de recibir tu préstamo. Todos los gastos van incluidos tanto en el TIN como en la TAE.

 

Comparadores

 

Las páginas web de comparación de productos solo trabajan con entidades crediticias de calidad y fiables. No encontrarás a estos estafadores en ellas, ya que no saben si su método de financiación es legal y seguro.

 

 

Compruébalo

 

Afortunadamente, en internet se puede encontrar información y opiniones de todo lo que te imagines. Si esa entidad es de fiar, encontrarás comentarios de personas que la criticarán por su servicio, pero nunca dirán que es fraudulenta. Si, por el contrario, son una estafa, verás opiniones e incluso noticias en diarios online, advirtiéndote sobre ellos.

 

 

Dirección web

 

Los navegadores web nos dan información sobre si una página es segura o no. Se puede comprobar en la barra de navegación, donde aparece la dirección web. Si esta dirección es segura, deberá empezar por las siglas HTTPS. Si no incluye la “S” final, no te fíes, ya que marca la diferencia entre una página segura y otra que no lo es.

También debe aparecer un candado, lo que significa que es segura y auténtica, ya que tiene certificado SSL (Secure Socket Layer). Otro punto que puedes comprobar es el Aviso Legal y los Términos y Condiciones de la página web. Deberán estar actualizados y cumplir la normativa vigente.

 

 

Pregunta

 

Si sigues sin estar del todo seguro sobre la entidad, consulta las organizaciones de consumidores como la OCU o FACUA. Ellos te informarán sobre la legalidad de la empresa. Asimismo, las entidades crediticias legales forman parte de la Asociación Española de Micro Préstamos. Si encuentras este sello en la página web, puedes estar tranquilo. Si no encuentras el sello, puedes buscar su nombre en la página web de la AEMIP. Hay que decir que no todas las entidades legales y seguras se encuentran inscritos en esta asociación, pero es una buena señal que lo estén.

 

Si estás interesado en contratar un mini crédito, utiliza nuestro comparador. En Microdinero sólo trabajamos con entidades crediticias legales, donde podrás conseguir tu crédito de forma segura y cómodamente desde tu casa.

credito rapido creditos online credito sin interes estafa