No puedo dejar de comprar. ¿Cómo organizar y priorizar tus gastos?

No puedo dejar de comprar. ¿Cómo organizar y priorizar tus gastos?

 

 

Comprar es muy divertido. Sobre todo cuando es con tarjeta, porque no vemos como se nos va el dinero. Lo quieres, lo tienes. Pero luego llegan las facturas y no eres capaz de pagarlas, o llegas muy justo a final de mes. Pensarás lo mismo de siempre: “se me ha ido el dinero”. Pero tu problema es otro, no sabes manejar tus gastos. En este artículo te enseñaremos a cómo organizar y priorizar tus gastos. 

 

 

1. Averigua en qué se te va el dinero 

 

Cada vez que compres algo, apúntalo en las notas de tu teléfono.  Aunque si te resulta más cómodo, puedes esperar al final del día. Pero debes acordarte de pedir y guardar todos los tickets de compra. Una forma más sencilla de averiguar en qué gastas es usando aplicaciones como Fintonic. Si compras con la tarjeta, Fintonic registrará las compras y las clasificará por categorías. Así lo tendrás todo bajo control. 

 

 

2. Crea un presupuesto 

 

Ahora que sabes cuánto desembolsas en gastos hormiga, es hora de hacer un presupuesto. En Microdinero tenemos un artículo donde te explicamos en detalle cómo crear un presupuesto, y otro muy bueno sobre consejos para que tu plan financiero tenga éxito.  

Pero en resumen, crear un presupuesto es sencillo. Tienes que ir reuniendo todos los gastos que tienes en el mes, y organizarlos en tipos: imprescindibles y prescindibles. Una vez tengas tus gastos bajo control, ve restándolos de tus ingresos. Además, deberás dejar un colchón que debes destinar a ahorrar y gastos imprevistos. 

 

 

3. Prioriza tus necesidades 

 

Ya tienes tanto tus gastos como tus ahorros a la vista. Priorizar gastos no significa que dejes de salir a cenar fuera o que no vuelvas a ir de compras nunca más. Simplemente debes ser responsable con tu dinero. ¿Qué prefieres: unos zapatos nuevos o tener luz en tu casa? Creo que la respuesta es sencilla. Por lo tanto, lo primero que deberías hacer es reservar el dinero que debes destinar al pago de tus obligaciones o gastos fijos: facturas, alquiler, la letra del coche, deudas, comida...  

De esta forma, el dinero para pagar las cosas importantes estará guardado, no lo podrás tocar y no tendrás problemas para llegar a final de mes. Si crees que estás pagando demasiado en tus facturas de luz, gas o agua, tenemos un artículo estupendo con trucos que te ayudarán a ahorrar en casa. 

 

 

4. Devuelve tus deudas 

 

Este truco es muy importante, porque la mayor parte del dinero que usamos para los gastos se destina a las deudas. Aunque sean microcréditos o deudas de la tarjeta, las deudas son como esa mosca detrás de la oreja: pequeña pero pesada, y no que te deja en paz. Terminar de pagar las cuotas supone un alivio, tanto económico como mental. Así que atácalas sin piedad. 

Como dijimos en el artículo Cómo devolver un préstamo rápido, el truco para pagar menos es hacer la devolución de la deuda cuanto antes. Es mejor tener menos cuotas siendo elevadas, que tener más cuotas pequeñas. Pero si tu caso es más complejo, te recomendamos el Plan de Microdinero para Salir de las Deudas

Uno de los pasos consiste en anotar todas tus deudas y ordenarlas de menor a mayor tiempo de devolución. Céntrate en atacar la primera deuda, la que te queda menos tiempo para terminar de devolverla. Una vez hayas acabado con esa, sigue con la segunda. Notarás un gran alivio al final del mes cada vez que te deshagas de una deuda, y el dinero que puedes destinar a pagarlas cada vez será mayor, por lo que terminarás antes. 

 

 

5. Ataca los gastos prescindibles 

 

Debe quedarte poco sueldo para ahorrar después de pagar tus obligaciones. Y eso se debe tus gastos hormiga. Alguno de estos gastos prescindibles seguramente sean importante, pero otros podrías haberlos evitado. Los objetivos de este punto del plan es que: reduzcas todo lo posible los gastos prescindibles importantes y elimines los gastos hormiga. 

Para ahorrar en los gastos importantes no hay una ciencia cierta, porque cada uno considera importante distintas cosas. Un truco muy útil es que compares precios en otras empresas o compañías. Si vas al gimnasio, por ejemplo, pregunta en otros sitios sus tarifas. O puede que en tu propio gimnasio tengan tarifas más baratas.  

En cuanto a los gastos hormiga, la idea es reducirlos poco a poco hasta que desaparezcan. Sabemos que suena más fácil de lo que en realidad es. El dinero vuela de las manos de las personas que les gusta comprar. Tenemos un artículo con trucos para ahorrar 3.000€ controlando las compras compulsivas, que te pueden servir de mucha ayuda.  

 

 

6. Encuentra el equilibrio 

 

Poco a poco verás cómo puedes estirar más tus ingresos, y serás capaz de ahorrar sin complicaciones. Cuando llegues a ese punto de libertad financiera, podrás volver a gastar. A nadie le gusta vivir con lo justo y contando hasta el último céntimo. ¡Pero cuidado! No queremos que vuelvas al punto de partida y tengas que repetir todo el proceso de nuevo. Es normal darte algún capricho de vez en cuando, pero no todos los días. El secreto está en el equilibrio. 

Si realmente necesitas ayuda financiera, no te martirices porque no hayas podido ahorrar lo suficiente. Es imposible hacer un plan perfecto y que nada salga de tu control. Todos tenemos imprevistos, y para eso existen los minipréstamos. Pasarás el bache y podrás devolverlo cómodamente. Te dejamos nuestras mejores ofertas de préstamos.

 

 

 

préstamo personal crear presupuesto deuda de la tarjeta deudas reducir gastos compras ahorrar fintonic