Porqué el banco me cobra comisiones

Porqué el banco me cobra comisiones

 

Es un hecho reconocido que el banco no es tu amigo, es un negocio. Como el bar al que vas a desayunar todos los días o el electricista que te cobra solo por ir a tu casa. Y como todos ellos, los bancos también quieren ganar dinero. ¿Cómo lo consiguen? Una de las maneras, de las que vamos a hablar en este artículo, es cobrándote comisiones.

Las comisiones bancarias es el precio que pagas por los servicios que ofrece un banco y los gastos justificados que tengan que pagar a terceros para poder prestar el servicio. Estas comisiones no las puede denegar ni limitar el Banco de España, por lo que cada entidad impone la cantidad que crea oportuna. Eso si, las comisiones solo te las pueden cobrar por servicios que hayas aceptado y se hayan realizado, aunque hay alguna excepción.

Afortunadamente, con el auge de las tecnologías y las fintech, es fácil evitarlas y encontrar bancos que ofrezcan cuentas sin comisiones y con los que puedes llegar a ahorrar 200€ anuales. Pero... ¿Cuáles son las comisiones bancarias por las que no deberías pagar?

 

 

Mantenimiento y administración de cuenta

 

Resulta la más habitual y, como el mismo nombre indica, es la comisión que pagas por abrir y tener una cuenta corriente, una hipoteca o un depósito en un banco. El hecho es que simplemente por tener estos servicios contratados, no te pueden cobrar comisiones. En cambio, si tienes solicitadas tarjetas, seguros o has domiciliado tus recibos, si que te pueden imponer comisiones.

Pero cuidado, porque el Europa muchos bancos han empezado a cobrar a las empresas por sus depósitos bancarios, ya que no les salen rentables. Algunos bancos españoles también empezarán a implementar esta medida, aunque de momento aseguran que no será sobre el pequeño ahorrador.

 

 

Descubiertos

 

Es el gasto que supone avisar al cliente de que su cuenta está en números rojos. La mayoría de veces, los bancos no lo hacen, y en el caso de que lo hiciesen, realizan una llamada o envían un correo electrónico, lo que no supone un gasto que se pueda cobrar. Por lo que si tengas que pagar es por el interés legal correspondiente a la cifra en descubierto.

 

 

Ingresos en efectivo

 

Cuando abres una cuenta corriente, el banco hace la función de cajero, donde podrás ingresar y sacar dinero. En el caso de que ingreses dinero en la cuenta de otra persona, el banco no podrá cobrarte comisiones, ya que no te está prestando a ti ese servicio, sino al titular de la cuenta.

 

 

Estudio y apertura

 

El caso de las comisiones por el estudio de la situación personal del cliente antes de contratar un préstamo o hipoteca no está definido. Muchos juristas están en contra de este cobro, ya que, es normal que las entidades se quieran asegurar de que sus clientes son solventes, pero en realidad no es un servicio prestado al cliente, sino que es para ellos mismos.

En el caso de la apertura si están de acuerdo en que se cobren ya que, en ese caso, si se está ofreciendo un servicio real para el consumidor.

 

 

La cuestión de la amortización anticipada, las transferencias y los intereses de demora

 

Estas tres comisiones si son legales, aunque con algunos matices.

La amortización anticipada consiste en devolver un crédito o préstamo antes de lo pactado. Las entidades afirman que es perjudicial para ellas, ya que no se pueden beneficiar de los intereses mensuales. Por eso, si te pueden cobrar. Pero si vas a devolver un préstamo con el dinero de otro préstamo de la misma entidad, el Banco de España asegura que no la estás perjudicando, por lo que no deberías pagar ninguna comisión.

Por otra parte, las transferencias son un servicio claro y los intereses de demora se pactan previamente en el contrato. Por lo que es totalmente legal que el banco te cobre por ellas, siempre y cuando no sean abusivas. Aun así, si no quieres pagar por realizar transferencias, existen muchas aplicaciones móviles que te permiten enviar y recibir dinero de forma totalmente gratuita e instantánea.

 

 

Extra: Tarjetas Revolving

 

Aunque no tenga que ver con las comisiones, si es necesario comentar las tarjetas revolving. Se tratan de tarjetas de crédito para pago aplazado de un producto. Suena muy bien, hasta que comprendes que ese aplazamiento conlleva un interés de más del 24% TAE mensual. Las entidades captan a los clientes ofreciendo un producto maravilloso sin contarles lo más importante, el índice de intereses abusivo que llega a triplicar la TAE media de los préstamos personales. Si quieres saber más sobre los intereses y la TAE, te dejamos nuestro artículo.

 

Si quieres ahorrar más de 200€ en comisiones innecesarias, te dejamos aquí cuatro bancos que ofrecen cuentas sin comisiones, y utiliza nuestro comparador para ver todos nuestros productos sin comisiones.

                 

                                    

cuenta corriente tarjetas de crédito depósitos ahorrar  BNC10 BBVA EVO Liberbank