¿Qué deudas pagar primero?

¿Qué deudas pagar primero?

 

Es muy común hoy en día necesitar dinero urgente para pagar deudas que tenías de antes, por lo que recurres a más minipréstamos. A final de mes con un montón de cuotas más los recibos, la hipoteca o el coche. Tienes tantas deudas que devolver que no sabes ni por donde empezar. En este artículo te vamos a enseñar qué deudas tienes que pagar primero y que tu economía no muera en el intento.

 

 

1º. Entiende tu situación

 

Lo primero que debes hacer es entender el problema al que te tienes que enfrentar y analizar todas las opciones que hay. Así podrás tomar la decisión correcta. Párate a pensar en cómo has llegado a la situación actual, para no volver a caer en el mismo error. Tendrás que asimilar que contraer una deuda con una entidad crediticia no es algo que te puedas tomar a broma porque puede traerte muchos problemas.

Lo que nunca debes hacer es obviar las llamadas telefónicas o los avisos por carta de los prestamistas. Escondiéndote no conseguirás salir de la deuda o que se olviden de ti. No hacer frente a la devolución de la deuda lo único que conseguirá es que se empiecen a añadir intereses de demora, que son mucho más altos que los normales. Además, te incluirán en los ficheros de morosos. En el caso más extremo, te embargarán tus bienes hasta saldar tu deuda. Todo esto quedará grabado en tu historial crediticio, cerrándote muchas puertas en el futuro.

 

 

2º. Clasifica tus deudas

 

A la hora de decidir qué deuda pagar primero, debemos tener claro el criterio que vamos a utilizar para tomar la decisión. Por ejemplo, podríamos decidir sobre la base de:

  1. El tamaño de la deuda: No es lo mismo deber 500€ que 5.000€.
  2. El coste que tiene: No es lo mismo un interés del 4% que otro del 25%.
  3. La situación de la misma: No es equiparable una situación en que llevamos tiempo incumpliendo el pago y que nos va a llevar a juicio, que otra donde el incumplimiento es reciente.

Teniendo en cuenta las variables anteriores lo primero que debemos es clasificar por el costo de la deuda. Si el interés que pagamos es alto, cuanto más tiempo estemos en una situación de impago, mayor es el importe de la deuda debida. Como hemos dicho antes, a los intereses normales que nos impone la entidad, habría que sumarle los altos intereses de demora.

La siguiente clasificación tiene que ser por importe. Si tengo dos deudas, una de 500€ y otra de 5.000€, y hago la devolución de la deuda de 500€, elimino una reclamación y gestión.

La siguiente clasificación es por situación de la deuda. Primero es mejor pagar las deudas que me han reclamado judicialmente. Aunque, si es posible, no llegues a esos extremos. Te evitarás el acoso telefónico, los juicios y todo el estrés que supone.

 

 

3º. Destina tu dinero a la devolución de la deuda

 

Una vez has realizado la clasificación, y en función de tus ingresos, puedes ir viendo qué deudas pagar primero. Tus deudas deben ser tu prioridad. En el presupuesto semanal, debes situarlas como un gasto importante, al igual que las facturas. Los expertos de Microdinero recomiendan que tus deudas no superen el 25% de tus ingresos. 

El pago de las deudas exige disciplina y una orientación clara a sanear nuestras finanzas personales sin crear nuevos gastos o contingencias.

 

 

4º. No descartes otras opciones

 

Ir pagando la deuda poco a poco puede ser un camino largo y lleno de obstáculos. A veces una forma de afrontar la situación es agruparlas, buscando en el marcado un préstamo que te permita reunificar las deudas. Podrás saldar todas las deudas antiguas con una nueva que puedes ir pagando poco a poco. En ese caso es importante tener claro que el destino de ese nuevo préstamo online es cancelar una deuda, teniendo claro que podrás ahora y en el futuro asumir la nueva cuota crediticia que obtendrás.

 

 

En el caso de que sólo tengas una, pero las cuotas te asfixien a fin de mes, puedes hablar con la entidad para restructurar la deuda. Es decir, cambiar las condiciones de la devolución para que sea más llevadero. 

Y por último es importante siempre mantener con tus acreedores un tono conciliador aunque te amenacen. Hay que transmitir confianza y una voluntad de repago paulatina.

Si necesitas un préstamo para reunificar tus deudas, puedes usar el comparador de Microdinero, donde encontrarás las mejores ofertas del mercado. Pincha en el botón de abajo para comenzar.

 

cuenta corriente préstamo personal refinanciar préstamo deuda de la tarjeta deudas