Recuperación de las deudas. Paso a paso.

Recuperación de las deudas. Paso a paso.

 

Antes de empezar, tienes que hacer un ejercicio de auto comprensión, conocerte a ti mismo. Es muy importante ser honesto contigo mismo, porque si no las respuestas no servirán de nada.

 

  • ¿Cuál fue la primera vez que no pudiste hacer frente a tus facturas?
  • ¿Qué fue lo que provocó esa situación?
  • Respecto a tu primera deuda, ¿por qué siguió creciendo?
  • Acuérdate de tu primer préstamo, ¿para qué lo pediste y sabías qué estabas contratando?
  • ¿Te explicaron bien las condiciones y las consecuencias?
  • ¿Has intentado pagar tus deudas? ¿Por qué no funcionó?

 

 

Lo más importante de las deudas: destruyen tu vida

 

Las deudas destruyen tu vida, y es algo que debes comprender para poder dejar de pedir préstamos y utilizar en exceso la tarjeta de crédito. Afecta a tu salud física, a tus relaciones con la familia y amigos, pierdes la motivación en tu trabajo, provoca estrés, culpa, depresión... Es un círculo vicioso. Pides un préstamo porque no tienes dinero, y pides otro para pagar el primer préstamo, y así sucesivamente, hasta que te encuentras ahogado por los intereses y las deudas.

 

Pero eso se acabó. Hoy es el momento de romper las cadenas que te hunden y recuperarte de tus deudas de una vez por todas y para siempre. No es un camino sencillo y sufrirás momentos de flaqueza constantemente: “Esto es muy duro”, “no merece la pena”, “todo el mundo vive endeudado” ... Tienes que mantenerte fuerte y con una actitud positiva. ¡Por supuesto que merece la pena luchar para conseguir libertad financiera! ¡A nadie le gusta que las deudas le quiten el sueño! Imagina todo lo que podrás hacer con el dinero que estás destinando a pagar las deudas.

 

 

¿Qué debo hacer para no empeorar?

 

 

 

Comprende tu situación

 

Antes de empezar con el plan de acción, debes saber cuál es tu situación y en qué estado te encuentras. Estas preguntas te ayudarán a crear tu plan.

  • ¿Trabajas? ¿Estás en paro? ¿Eres jubilado?
  • ¿Cuáles son tus ingresos?
  • Al mes, ¿cuánto gastas en facturas? ¿Y en préstamos?
  • ¿Has reunificado tus deudas?
  • ¿Estás en ASNEF?

 

 

Crea tu presupuesto

 

Reúne todas tus facturas mensuales, incluidos los préstamos, y tus nóminas o documentos donde aparezcan tus ingresos. Coge papel y boli, y crea una tabla con todos estos datos. En la columna de la derecha pondrás tus ingresos, y a la izquierda tus gastos. No te olvides de poner un apartado extra en gastos, para esas cervezas que te tomas con tus amigos, cenas con la pareja, pequeños viajes, tabaco, apuestas, etcétera.

 

 

 

Tendrás una explicación bien clara de qué cantidad de dinero te queda a fin de mes, si es que te queda, y en qué se está yendo. ¿Son gastos necesarios para vivir o son prescindibles? ¿Merece la pena estar tan agobiado a fin de mes por ellos?

 

Recorta gastos

 

En momentos difíciles, hay que tomas decisiones complicadas. Tienes que ser consciente de que estás en una situación desesperada, y necesitas salir de la deuda haciendo todo lo que sea necesario. Deberás eliminar todos esos gastos innecesarios que están provocando que vivas en aprietos.

En cuanto a los gastos que sí son necesarios, tendrás que encontrar la forma de reducir tu consumo de agua, luz y gas, o encontrar compañías más asequibles. En cuanto a la comida, aprovecha las ofertas y los cupones, ve a supermercados más baratos, o compra marcas blancas. Ve a comprar ropa cuando lo necesites, que sean prendas que vas a usar mucho y van a durar. Ve en periodo de rebajas o incluso a tiendas de segunda mano. Y, por supuesto, tus deudas se han convertido en uno de tus gastos necesarios, incluso el más importante. Porque la regla número uno de las deudas es no dejarlas de pagar nunca, porque es ahí cuando vienen los problemas.

 

 

Gana dinero

 

Si tu sueldo todavía es escaso para hacer frente a todos tus gastos, deberás encontrar otras fuentes de ingresos. Puedes buscar un segundo trabajo para compaginarlo con el que ya tienes. Existen formas de ganar un dinero extra desde casa, aunque noes una cantidad tan grande como la de un sueldo. Crea un blog o un negocio online. Si tienes alguna habilidad especial, utilízala: clases de cocina, de guitarra, idiomas, matemáticas... Cuida de niños y personas mayores o pasea perros. También puedes pedir ayuda a tus amigos, por si conocen a alguien que necesite ayuda y esté dispuesto a pagar.

Si necesitas ayuda para crear un plan personal, no dudes en escribirnos y te ayudaremos. Mándanos un correo electrónico a info@microdinero.es con el asunto “Consulta deuda”.

 

 

¿Cómo reunificar las deudas?

Muchos nos preguntáis si existe la posibilidad de reunificar las deudas si estáis en ficheros de morosos. El gran problema de que te incluyan en ASNEF es que te cierra muchas puertas.  Sí es posible reunificar tus deudas sin tu vivienda aunque estés en ASNEF con ciertas empresas. Pero si querías acudir a tu banco, olvídate de él. Tienes que recurrir a la entidad financiera donde pediste el préstamo u otra. Las condiciones que te impondrán son mucho más duras, pero es posible.

 

 

Si estás interesado en reunificar tus deudas, pero no sabes por donde empezar, pídenos ayuda. Escríbenos un correo electrónico a info@microdinero.es con el asunto “Reunificación”.

 

 

¿Recibes acoso telefónico?

 

Otro de los grandes problemas que surgen cuando empiezas a deber dinero, es el acoso telefónico de las empresas. Estas llamadas pueden ir desde el aviso más cordial, hasta las amenazas más intimidantes, llegando al punto de tener miedo a coger el teléfono e ir vigilando tus espaldas por la calle. Si el acoso cruza la línea y empiezan a amenazarte o insistir demasiado por teléfono, ve a la policía, los juzgados o a la Agencia Española de Protección de Datos a denunciar tu situación.

 

 

Ayuda psicológica

 

Ahora que ya tienes tu plan y sabes cómo atacar a tus deudas, es el momento de actuar. Debes mantenerte fuerte. Si en algún momento sientes debilidad, apóyate en tus amigos y familiares. Estarán encantados de ayudarte en lo que sea.

También hay otra forma de mantenerte animado mientras eliminas tus deudas: el método de la bola de nieve. Consiste en ir pagando las deudas de más intereses a las que tengan menos. Parece una tontería, pero cuando vas tachando deudas de tu lista, por muy pequeñas que sean, te sentirás cada vez más libre y fuerte. 

 

 

Nuestro equipo trabaja por y para ti. Queremos ayudarte, y estos consejos que te damos son útiles. Tienes que confiar en ti. Eres la única persona que te puede sacar de esta situación. Esto ya no es un artículo, es una herramienta que ponemos a tu disposición para salir adelante. No te quedes observando el desastre a tu alrededor y muévete y comienza a dar estos pasos. Si necesitas ayuda para desarrollar tu plan personal y cambiar tu vida para siempre, escríbenos a info@microdinero.es con el asunto “Plan personal”.

 


 

préstamo personal refinanciar préstamo crear presupuesto deuda de la tarjeta deudas