Ser dueño de una casa o alquilar una vivienda

Ser dueño de una casa o alquilar una vivienda

 

¿Comprar o alquilar una vivienda?

 

Es la pregunta que se hacen muchos jóvenes -y no tan jóvenes- cuando se quieren emancipar. No existe una opción mejor que otra, ya que todo dependerá de tus necesidades.

En España se tiene la costumbre de preferir comprar, ya que se piensa que alquilar es tirar el dinero, mientras que comprando estás haciéndote propietario del inmueble. Pero después del estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis, el número de alquileres en nuestro país ha aumentado.

Existen muchas cuestiones que se deben tener en cuenta antes de tomar una decisión tan importante que puede marcar décadas de nuestra vida. En este artículo las vamos a tener todas en cuenta para ayudaros a decidiros.

 

 

Qué tienes que saber antes de comprar

 

Vuestros ahorros

 

Muchas personas no saben que, para pedir una hipoteca, necesitas tener ahorrado el 32% del valor del inmueble. Actualmente los bancos solo ofrecen hipotecas que cubren el 80% del valor de tasación, por lo que, de ese 32%, un 12% se irá en abonar los gastos de hipoteca y el 20% restante en pagar la parte que los bancos no financian.

Es cierto que algunos bancos si ofrecen hipotecas 100%, pero suele ser para personas con alto valor adquisitivo o que compran pisos a bancos.

 

Vuestras características

 

A la hora de conceder una hipoteca, el banco estudia a su posible cliente. Tendrán en cuenta tu edad, tus ingresos, la estabilidad laboral, tus ahorros, y si figuras en algún fichero de morosos. Todo esto afectará a que te acepten y también las condiciones de la hipoteca.

Además, a nivel personal, tendrás que ser realista con tu situación actual y pensar qué vivienda te puedes permitir. El Banco de España recomienda que el pago mensual de la hipoteca no supere el 35% de nuestros ingresos. Todos aspiramos a una casa grande con jardín, pero si no nos la podemos costear, es mejor bajar nuestras expectativas.

 

Compromiso

 

Como hemos dicho antes, contratar una hipoteca te ata en un compromiso con el banco y la misma vivienda durante décadas. Esto puede condicionarnos si en un futuro queremos cambiar de residencia o incluso de localidad.

Aunque, si tu situación cambia en unos años, siempre puedes alquilar la casa para poder conseguir el dinero para pagar la hipoteca.

 

El precio

 

Tanto de la vivienda como de la hipoteca, hay que investigar bien sus precios. Os recomendamos que busquéis páginas web que muestren la evolución del precio de la vivienda. Si está bajo, es un buen momento para invertir en comprar, ya que con el paso del tiempo se revalorizará.

En cuanto a la hipoteca, siempre hay que fijarse en que esté basada en el Euribor y no en el IRPH. El Euribor marca el precio de los intereses por contratar una hipoteca. Actualmente el índice está bajo cero, por lo que es un buen momento para pedirla.

 

 

Qué tienes que saber antes de alquilar

 

Los gastos

 

Como hemos visto antes, para comprar una casa necesitas tener mucho dinero ahorrado, por lo que alquilar puede ser la solución. A la hora de alquilar, el casero pedirá que abonéis la cuota del mes en curso y otra cuota como fianza.

También hay que tener en cuenta que, si en un futuro vuestra fuente de ingresos disminuye o desaparece, solo perderéis el mes de fianza, mientras que, si habéis contratado una hipoteca y no la pagáis, podéis perder tanto la casa como vuestros bienes presentes y futuros.

 

Vuestra situación

 

A diferencia de la hipoteca, estar de alquiler es lo mejor para personas que, por razones de trabajo o personales, se mudan con frecuencia. Alquilar también permite vivir en zonas donde la compra no es accesible, como el centro de las grandes ciudades, aunque el precio suele ser más alto por el boom de los pisos turísticos.

Si es cierto que, si te lo puedes permitir, podrías vivir en pleno corazón de tu ciudad. Pero no hay que olvidar que no es tu casa y no estás pagando para obtenerla, si no por usarla. Por lo tanto, no podrás remodelarla hasta que se convierta en la casa de tus sueños, e incluso no podrás sentir que realmente es tu hogar.

 

El precio

 

Como hemos comentado, el precio de los pisos en el centro ha aumentado debido al alquiler turístico. Al igual que en la compra de una casa y en la contratación de una hipoteca, os recomendamos que investiguéis sobre la evolución de los precios en la zona, y su variabilidad.

Una ventaja es que podéis mirar zonas en la periferia que sean más baratas y que os puedan ofrecer zonas comunes, como una piscina. Pero considera si lo que os vais a ahorrar en alquiler os lo vais a gastar en el trasporte.

Hemos visto que la decisión no es blanca o negra. Hay que tener en cuenta muchas variables y una no es mejor que la otra. No os dejéis llevar por lo que os digan familiares y amigos. Podéis utilizar nuestro comparador para encontrar la mejor hipoteca. Haced un análisis en profundidad de vuestra situación y elegid la opción que se adapte mejor a vosotros.  

comprar/vender vivienda hipoteca alquilar