Si me separo que pasa con las deudas

Si me separo que pasa con las deudas

 

¿Legalmente separados?

 

Primero tenemos que diferenciar si estamos o no legalmente separados. En caso de que estemos separados pero no divorciados legalmente en lo que a deudas se refiere las obligaciones contraídas por el matrimonio se mantienen. No obstante todo depende del régimen matrimonial que teníamos.

 

Los matrimonios celebrados en régimen de gananciales, responderán de las deudas contraídas por el otro cónyuge, si éste carece de bienes propios, tanto de las deudas contraídas en el ámbito doméstico como en el profesional.

 

En cambio, los matrimonios celebrados en régimen de separación de bienes, que se aplica por defecto en Cataluña, no se responde de las deudas contraídas por el otro conyugue.

 

Si bien hay que tener en cuenta lo siguiente:

 

 

  • cuando existan dudas, sobre a cuál de los cónyuges pertenece un bien o derecho, se entiende que corresponde a ambos por mitad indivisa, lo que también comprende las deudas derivadas de dichos bienes o derechos.

 

 

¡Aclara la situación!

 

Aclarado la situación de tu régimen matrimonial, es imprescindible en caso de que te divorcies, que en el acuerdo de divorcio reflejes claramente quién se queda con cada bien y con cada deuda, ya que en caso contrario te podrías encontrar con la desagradable sorpresa que te reclamen una deuda de tu ex.

 

 

¡No lo olvides!

 

Todavía recuerdo el caso de una compañera de trabajo, casada en gananciales, que el momento de su divorcio no aclaro con su ex cuál era la situación de deudas que tenían, y que tuvo una agradable sorpresa cuando la Seguridad Social le embargó su nómina por deudas de su antigua pareja.

 

Aunque parezca un parto doloroso, deja en tu acuerdo de divorcio una relación clara de bienes y deudas y quién las asume. Una vez firmado, informa las entidades de las deudas que no asumes y en las que figuraba tu nombre, que dicha deuda ya no te pertenece, aportando el acuerdo de divorcio.

 

Si no lo haces...

 

Te podrán llamar o perseguir si tu ex se olvida de afrontar dichas deudas, ya que no existe ningún automatismo de información para ello.

 

 

¡Recuerda!

 

Si no tienes un orden y control, con todo debidamente documentando, las deudas con tu ex no desaparecen.

deudas deuda de la tarjeta