Tarjetas de crédito vs préstamos personales. ¿Qué es mejor?

Tarjetas de crédito vs préstamos personales. ¿Qué es mejor?

 

¿Tienes una emergencia y necesitas dinero urgente? Mucha gente no tiene el efectivo necesario encima. Se puede conseguir ayuda financiera a través de la tarjeta de crédito o un préstamo personal. ¿Pero cuál de las dos es la forma más rentable y barata? En este artículo de Microdinero te lo contamos. 

 

 

 

Pros y contras de las tarjetas de crédito 

 

Las tarjetas se han convertido en un elemento tan básico en nuestra cartera que ya resulta raro ver a alguien sin una. Es mucho más cómoda que llevar un montón de monedas, puedes pagar en cualquier lado con ella. Lo mejor es que las compras las puedes pagar a fin de mes o en cuotas. Resulta casi instintivo que, si se nos estropea algún electrodoméstico, paguemos con la tarjeta de crédito. 

Eso sí, muchas de las tarjetas de crédito que ofrecen los bancos no son gratis. Suelen tener un coste anual y dividir el pago en cuotas también conlleva unos intereses. Afortunadamente, los bancos electrónicos o fintech, al no tener que pagar sucursales, ofrecen tarjetas gratuitas. Pero si todavía prefieres los bancos tradicionales, los intereses de las tarjetas de crédito son fijos. 

 

 

 Pros y contras de los préstamos personales 

 

Te sorprendería saber lo normalizado que está en nuestro país la contratación de préstamos. Al igual que la tarjeta de crédito, una de las principales razones por las que se piden préstamos es para pagar imprevistos. Pero, a diferencia de estas, los préstamos están diseñados tanto para pagar cosas no tan caras, como para pagar un coche o una hipoteca. 

Una de las cosas negativas que podemos encontrar al pedir un préstamo son los requisitos. Para la empresa financiera, prestar dinero es un negocio. No querrán hacer negocios con personas con un riesgo considerable a no pagar. Por eso sus requisitos son tan exigentes.  

Por otro lado, están los intereses, que dependen tanto del perfil del solicitante, como del dinero que pidas y el tiempo en el que quieras devolverlo. Como siempre decimos, la forma de que un préstamo te salga más barato, es devolviéndolo cuanto antes. Además, si te retrasas en el pago de una cuota, también tendrás que hacer frente a penalizaciones o intereses de demora. 

 

 

¿Por cuál decidirte? 

 

Como has visto, cada una tiene sus cosas buenas o malas. Entonces... ¿cuál deberías escoger? Lo cierto es que no hay una mejor que la otra. Todo dependerá de tu situación personal económica y tus necesidades. 

Por ejemplo, si se trata de algo puntual, como un electrodoméstico nuevo, Microdinero te recomienda que utilices la tarjeta de crédito. Podrás financiarlo a los meses que quieras. Incluso las grandes superficies ofrecen financiación a 6, 12 o incluso 18 meses sin intereses. Pero si estás pasando por una situación económica delicada, o quieres adquirir algo más costoso como un coche, tu producto ideal será un préstamo personal

Además de tener en cuenta para qué necesitas el dinero, deberás ser realista con tu poder económico. Si estás en Asnef, te será imposible pedir una tarjeta de crédito. En cambio, hay muchas empresas crediticias que sí conceden préstamos online estando en ficheros de morosos.  

 

 

Incluso si la cantidad de dinero que necesitas no es tan grande, tienes la opción de solicitar un microcrédito online. Normalmente el primero que contratas con una empresa es gratuito. 

Otra situación es que, no estés en Asnef, pero tu economía es delicada y no te puedes permitir hacer la devolución de un préstamo. En este caso, te sugerimos que busques fintech, o bancos online, que ofrezcan las tarjetas de forma gratuita y sin costes de mantenimiento.  

 

 

 

Debes tener en cuenta que en muchos sitios, como en alquileres de coches o la compra de billetes para tus viajes, es necesario que pagues con tarjeta de crédito. Por lo que no solo tendrás financiación cuando quieras, también te servirá como una llave a muchos servicios donde el efectivo no es válido.

Como ves, existen muchas variantes para decidir qué es mejor, si una tarjeta de crédito o un préstamo. Después de toda la información que te hemos dado, el mejor consejo que Microdinero te puede dar es que analices muy bien tus finanzas, y seas realista con tu poder adquisitivo. De esta forma podrás elegir lo mejor para ti. Si quieres ver más ofertas, no dudes en utilizar el comparador de Microdinero.  

 

préstamo personal tarjetas de crédito deudas ahorrar